El Consell insiste en que a Dénia le falta por aportar dictámenes definitivos sobre el PGE

La reunión de la comisión de Territorio y Sostenibilidad de Cedma, que abordó entre otros temas las deficiencias del PGE de Dénia. / LP
La reunión de la comisión de Territorio y Sostenibilidad de Cedma, que abordó entre otros temas las deficiencias del PGE de Dénia. / LP

La comisión de Territorio de Cedma reclama a conselleria y consistorio que «clarifiquen» la situación ante la próxima caducidad en agosto del documento de referencia

R. GONZÁLEZDÉNIA.

El cruce de réplicas y contrarréplicas sobre las deficiencias detectadas por la Generalitat en el Plan General Estructural (PGE) que le envió el Ayuntamiento de Dénia para que emita la declaración ambiental estratégica no cesan. Primero, la Conselleria de Transición Ecológica desveló que faltaban «informes determinantes». Después, la concejal de Territorio, Maria Josep Ripoll, contestó que se subsanaron «de forma inmediata». Pero al parecer no fueron todas arregladas. Fuentes de gobierno autonómico insistieron ayer en que a Dénia le quedan todavía por aportar dictámenes definitivos antes de que pueda pronunciarse.

Desde la conselleria explicaron que habían recibido estudios pendientes, como el acústico, y también los archivos dañados, como el del consolidado urbano. Sin embargo, el problema radica en que «el expediente está incompleto, aún faltan informes por aportar», reiteraron fuentes de Transición Ecológica.

En ese sentido, explicaron que hay documentos que no llevan los pronunciamientos definitivos de las direcciones territoriales, generales u otras administraciones sobre la segunda versión del PGE. Según señalaron, los han remitido con valoraciones provisionales, por lo que les es imposible dictaminar al respecto ya que no van a trabajar sobre un expediente que aún carece de parte de la información que se requiere para poder evaluarlo.

La formación GD exige a Ripoll que convoque de forma urgente al Consell d'Urbanisme

Desde la conselleria subrayaron que prácticamente todas las deficiencias que persisten se deben precisamente a ese motivo, a unos informes sectoriales que no adjuntan ese necesario dictamen final que les permita seguir avanzando. Algo que ya detectaron en la primera criba del material, cuando elaboraron el listado de deficiencias que trasladaron al consistorio a mediados de mayo. Por lo tanto, todavía no se le puede dar luz verde al futuro planeamiento de la capital de la Marina Alta.

Gent de Dénia (GD), uno de los partidos de la oposición, también se pronunció ayer ante el revuelo suscitado al conocerse la existencia de deficiencias en la documentación enviada a la conselleria. La formación independiente exigió a la concejal de Territorio que convoque de forma urgente el Consell d'Urbanisme. En esa reunión quieren que se ofrezcan las «explicaciones necesarias para tener una información transparente de la situación» y que se aporte la documentación.

Según este partido, si las carencias detectadas se hubiesen solucionado de forma inmediata, como aseguró Ripoll, entonces se trataría de un «trámite sin trascendencia». Pero las declaraciones efectuadas por la edil les parecen «insuficientes» ya que «nadie ha mostrado ningún documento que así lo corrobore». En su opinión, «no sería la primera vez que nos dice que 'trabaja codo con codo' y los hechos demuestran lo contrario».

Asimismo, hicieron hincapié en que les preocupaba que las deficiencias reflejadas en los informes sectoriales no se hubiesen corregido de forma correcta. Por ello expresaron su temor a que Dénia no llegue a tiempo de evitar la caducidad de la fase ambiental.

La noticia de que la conselleria no está evaluando aún el Plan General Estructural de Dénia por esa falta de informes también provocó que se anticipara la primera reunión de la nueva comisión de Territorio y Sostenibilidad del Cercle Empresarial de la Marina Alta (Cedma), que tiene como responsable a Jesús Reina. De hecho, centró buena parte de la reunión.

Este órgano exigió máxima transparencia en una cuestión de «gran relevancia» y reclamó a las administraciones autonómica y local que asuman sus responsabilidades, que «clarifiquen» con rapidez lo que está sucediendo y que lo hagan haciendo públicos los documentos justificativos. Para esta comisión, resulta vital hallar una solución porque, según recordó, el 20 de agosto expirará la prórroga de la vigencia del documento de referencia que nutre la fase ambiental del PGE. Reina subrayó que no hay que confundir la caducidad del documento, que es lo que ocurrirá, con la del procedimiento.

Respecto a esta nueva comisión, su responsable puso de relieve su carácter «multidisciplinar». Según comentó, ha conformado un grupo que combina gente experimentada del gremio de promotores y constructores, con integrantes con un perfil más tecnócrata, como ingenieros, abogados y arquitectos. En la reunión se abordarón, además, futuras acciones respecto a indicadores urbanísticos y sobre la eficiencia en la gestión de licencias.