El Consell iniciará con un año de retraso la reparcelación de la Marjal de Pego

Imagen de la zona de los arrozales de la Marjal de Pego. / B. O.
Imagen de la zona de los arrozales de la Marjal de Pego. / B. O.

La primera fase del proyecto se anunció en abril de 2018 pero se ha demorado debido a la nueva ley de contrataciones públicas

B. ORTOLÀ PEGO.

La anhelada reparcelación de la Marjal de Pego-Oliva, que quedó paralizada hace ya 25 años, está más cerca de ser una realidad. La primera fase del proceso, la recopilación de los datos de los propietarios, arrancará el próximo mes de abril, a pesar de que dicho procedimiento se anunció hace casi un año, tras una reunión celebrada en abril de 2018 entre representantes de la Generalitat, del Parque Natural y del ayuntamiento pegolino.

Respecto a este retraso, desde el gobierno local apuntaron que según el Consell «se debió al cambio de la Ley de Contrataciones del Sector Público».

A partir del próximo mes varios técnicos se desplazarán hasta Pego dos días a la semana, martes y jueves, para reunirse con los vecinos y poder comprobar si cuentan con la documentación necesaria que les acredita como propietarios de sus tierras. Los miércoles los técnicos harán lo mismo en Oliva.

La empresa encargada del proceso deberá contactar con más de 1.100 propietarios

Según explicó el concejal de Agricultura, Andreu Dominguis, los trabajos se realizarán de forma escalonada, «ya se han enviado las primeras cartas informativas con la fecha para la cita a un determinado número de personas. Una vez estén registrados correctamente se enviarán otras remesa hasta que se contacte con todos los dueños».

Se trata de una ardua tarea puesto que en Pego existen más de 800 propietarios, mientras que en Oliva llegan a los 370. El problema, apuntaron en ambas localidades, es que existen muchas parcelas cuyos propietarios fallecieron hace años y sus herederos no saben de su existencia, no cuentan con la documentación que lo acredite o desconocen dónde se encuentran los terrenos.

De hecho desde la Generalitat ya advirtieron en 2018 que esta primera fase podría tardar entre un año y medio a dos, y que todo el proyecto de la reparcelación se demorará entre 4 o 5 años. «En un principio se prevé que esté finalizada en 2022, pero dan dos años más de colchón por si se retrasa», indicó el edil.

A pesar de lo dilatado del proceso, Dominguis se mostró «contento por haber conseguido algo que los pegolinos llevamos persiguiendo desde hace 40 años. Tras tanto tiempo, esperar uno poco más no supondrá un problema, lo importante era empezar». Una vez actualizada la base de datos de los propietarios, se abrirá el periodo de permuta. La intención de la Generalitat es que los personas que ahora poseen parcelas en la zona del parque natural de máxima protección, las intercambien por otras que el Consell tiene en propiedad en la zona habilitada para el cultivo. Para ello se creará una comisión que determinará el valor real de las parcelas.

Pero en Pego y Oliva son conscientes que en algunos casos será difícil realizar la permuta de tierras, «por lo que la Generalitat no tendrá más remedio que comprarlas».

Otra de las dudas que planea sobre los propietarios es si el estamento autonómico dispondrá del dinero suficiente para adquirir los terrenos que sean necesarios. «En su momento nos dijeron que no se harán todas las operaciones al mismo tiempo, sinó que se dilatarán en varios años, por lo que no habrá problemas», remarcaron.

Desde 1970

El proyecto de la reparcelación se inició en el año 70, pero no llegó a llevarse a cabo, y con la creación del Parque Natural en 1994 quedó paralizada a expensas de la elaboración de un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN). Éste se aprobó en el 2004 haciendo compatible la actividad agrícola del cultivo de arroz con la protección medio ambienta, dividiendo el parque en dos según el uso.

Una decisión que dejó a las tierras de muchos propietarios en la zona protegida, sin la posibilida de acar rendimiento de ellas. Por ello se hacía necesaria la reparcelación que el Consell decidió reactivar hace ahora un año.