La coincidencia de obras, podas y pintura viaria vuelve a convertir Dénia en un caos

Las tareas de poda de los plataneros que se están llevando a cabo en la calle Marqués de Campo. / LP
Las tareas de poda de los plataneros que se están llevando a cabo en la calle Marqués de Campo. / LP

La construcción de la rotonda en Manuel Lattur se suma a las aceras en Cándida Carbonell y al recorte de ramas en Marqués de Campo

R. G.

Los trabajos para mejorar las ciudades se incrementan cada vez que se acercan elecciones y eso mismo está ocurriendo en Dénia. La coincidencia de obras, podas y pintura viaria han vuelto a poner patas arriba la capital de la Marina Alta, casi como en verano, cuando había numerosos proyectos del antiguo Plan Confianza en marcha.

La confluencia de diversas actuaciones que se están ejecutando estos días se deja notar en determinados momentos sobre el tráfico rodado y en el aparcamiento. Entre las obras que se están realizando destaca la construcción de la rotonda del cruce de la calle Manuel Lattur con la avenida Joan Fuster. Esta glorieta permitirá dotar de más seguridad ese cruce. Pero por ahora los conductores tienen que convivir con las máquinas que están trabajando y los camiones que depositan el hormigón, unas labores que hacen que de forma puntual se bloquee uno de los carriles o se bloquee el paso.

Las obras también se acercan a las inmediaciones de la calle principal. Por un lado, continúan los trabajos de reurbanización de la calle Fontanella. Otro punto en el que se está actuando es en las aceras de la calle Cándida Carbonell. En el tramo junto a Marqués de Campo se está actuando en la zona de la parada de taxi y en algunas ocasiones se tienen que desviar a los coches por Pintor Victoria cuando las máquinas estaban trabajando.

Las actuaciones afectan al tráfico rodado y obligan cortar la circulación en determinados tramos

También en la calle Pare Pere se están desarrollando desde hace unos días los trabajos para la acometida del gas. Eso supone el cierre hasta primera hora de la tarde del tramo en obras, de manera que es necesario desviar la circulación que va al centro de la ciudad por las calles Montcada y Germans Gavilá Ferrer. Después se vuelve a restablecer hasta que comienza la siguiente jornada laboral y los obreros vuelven a tomar ese vial.

Una actuación que está entrando en su recta final es la reurbanización de la plaza Arxiduc Carles. Se trata de un proyecto que comenzó en junio y que se enmarca dentro del Plan Confianza. En este caso, los conductores ya no se ven afectados como en verano, cuando se registraban retenciones. Ahora son los peatones los que deben ir de pasarela en pasarela para pasar por uno de los laterales.

Y además de las obras, los ciudadanos tienen que convivir con las podas que se están llevando a cabo en la principal arteria de la ciudad. Los trabajos en los plataneros de Marqués de Campo comenzaron esta semana y está previsto que se prolonguen dos más. Eso obliga a cerrar al tráfico por las mañanas el tramo en el que los operarios están cortando y triturando las ramas. Se trata de una tarea que, según explica el concejal de Medio Ambiente, se realiza cada dos años y este ha tocado.

Asimismo, en las últimas semanas, el Ayuntamiento de Dénia está aprovechando para realizar las tareas de pintura viaria en numerosos puntos de la ciudad. Eso conlleva prohibir el aparcamiento en esas zonas.