César Sánchez se muestra «tranquilo y con confianza en la justicia» tras declarar por un presunto delito de malversación y coacción

César Sánchez, tras salir del Palau de Justícia. /Tino Calvo
César Sánchez, tras salir del Palau de Justícia. / Tino Calvo

El alcalde de Calp ha comparecido en Dénia tras la reapertura del caso, que ya ha sido archivado antes en dos ocasiones

R. GONZÁLEZ CALPE

«Tranquilidad y confianza en la justicia». Esa es la frase que el alcalde de Calp y presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha repetido en varias ocasiones después de prestar declaración en el Palau de Justícia de Dénia esta mañana por un presunto delito de malversación y coacción. Sánchez ha sido parco en palabras y se ha limitado a decir que era «un trámite que hemos cubierto y que formaba parte de un proceso» y que por fin ha podido ofrecer su versión de lo ocurrido. Respecto a cuándo se podría resolver el caso, ha señalado que la «justicia tiene sus tiempos y que hay que ser respetuosos».

Sánchez ha llegado temprano a Dénia y ha estado en una cafetería junto al Palau de Justícia. Sobre las diez de la mañana ha entrado a los juzgados acompañado por su abogado; Juan Bautista Roselló, asesor de presidencia de la Diputación de Alicante: y una trabajadora de Consistorio calpino. Treinta y ocho minutos después salía porque se había retrasado su comparecencia. Alrededor de las 11.40 ha vuelto a entrar otra vez para esta vez prestar declaración y una hora más tarde abandonaba el edificio.

Cabe recordar que el juzgado de instrucción número 2 de Dénia reabrió a finales del pasado mes de junio la denuncia presentada por la fiscalía a raíz de la denuncia presentada por una trabajadora del Ayuntamiento que acusó al alcalde de obligarla a trabajar para el PP en la última campaña electoral.

Antes, en septiembre ya se había archivado el caso, y era la segunda vez, porque la juez consideró que no existían pruebas.

Fotos

Vídeos