Cedma denuncia que la nueva Ley de Turismo perjudica el alquiler de viviendas

El empresariado de la comarca asegura que los ayuntamientos desconocen los requisitos para registrar los alojamientos

R. D. DÉNIA.

Al Cercle Empresarial de la Marina Alta (Cedma) no le termina de convencer la nueva Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad de la Comunitat Valenciana, aprobada hace apenas tres meses. Una ley que nació con la intención de acabar con el intrusismo y la problemática que los alquileres sin control causan a las grandes ciudades. Pero para el empresariado comarcal, la nueva normativa «está causando graves prejuicios al sector», debido principalmente a «la falta de información y unos criterios específicos para que los ayuntamientos puedan expidan los certificados de compatibilidad imprescindibles ahora para inscribir las viviendas en el registro de Turismo de la Comunitat». Aseguran que actualmente «es imposible inscribir nuevas viviendas turísticas en el registro, ya sean empresas o particulares».

Los empresarios de la comarca critican que el Consell aprobase la ley «sin haber consensuado previamente, ni informado posteriormente, a los consistorios de su decisivo papel en los registros». Ahora, explican, cada ayuntamiento debe establecer los requisitos específicos que deben tener los alojamientos turísticos. «Sabemos que dos técnicos municipales de dos localidades de la comarca han mostrado su desconocimiento de los trámites a seguir y costes de la expedición del certificado de compatibilidad urbanística», señalan.

La presidenta del Cedma, Sonja Dietz, asegura que no se pueden comparar a las grandes ciudades con las pequeñas localidades de la Costa Blanca pues «su realidad es bien distinta». Además recalca la «preocupante situación de Dénia», que todavía no cuenta con plan general por lo que «se desconoce el marco legar al que se atendrán los técnicos».

Francesc Colomer se reunirá con los técnicos de Urbanismo para acordar bases comunes

Dietz cree que el vacío provocado por la Ley de Turismo «nos obligará a regresar al pasado porque sin los certificados de compatibilidad no se puede registrar legalmente una vivienda, con lo que habrá quien se dedique de nuevo a alquilar fuera de los límites legales». Según la presidenta, «supondrá un descontrol del mercado y conllevará no solo el hundimiento de las empresas del sector, sino también perjuicios fiscales al conjunto de las sociedad».

El empresariado local cree que la nueva ley «puede acabar con el principal sustento económico de las localidades costeras».

Ante la gravedad de la situación, el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer anunció que se reunirá con los técnicos de Urbanismo de los ayuntamientos de la Comunitat para acordar unas bases comunes que rijan el proceso de expedición del os certificados.

Por su parte, el presidente de empresas de alquileres turísticos de la provincia de Alicante, Mariano Espinosa, adelantó en la reunión que mantuvo con los miembros de Cedma, que los empresarios del sector pretenden entrevistarse con Colomer, así como con representantes de los consistorios turísticos de la Marina Alta para «trasladar la preocupación de las empresas de alojamientos turísticos y analizar la situación conjuntamente».

Fotos

Vídeos