Los capitanes de los Moros i Cristians de Dénia abogan por potenciar la música y buscar ayudas

Isaac Bolufer, de Abencerrajes, y Lázaro Colomer, de Creuats, ostentarán la capitanía en los Moros i Cristians de Dénia 2020. / Tino Calvo
Isaac Bolufer, de Abencerrajes, y Lázaro Colomer, de Creuats, ostentarán la capitanía en los Moros i Cristians de Dénia 2020. / Tino Calvo

Lázaro Colomer Mena, de Creuats, e Isaac Bolufer Quesada, de Abencerrajes, comienzan a trabajar en los boatos de las fiestas de 2020

R. GONZÁLEZDÉNIA.

Apenas sin tiempo para descansar después de la batalla final, los Moros i Cristians de Dénia empiezan a trabajar para preparar las fiestas del próximo año. Los nuevos capitanes, Lázaro Colomer Mena, de la filà Creuats, e Isaac Bolufer Quesada, de Abencerrajes, serán los encargados de liderar las tropas de la cruz y de la media luna en agosto de 2020 y ya tienen algunas ideas para hacer unos festejos memorables. El primero de ellos aboga por potenciar la música en su boato, mientras que el segundo considera que haría falta buscar más ayudas para hacer más grande esta fiesta.

Colomer tiene 44 años y se dedica al mundo de la pesca. Su vinculación a una filà se remonta a su infancia. Entró en Almorávides en 1980 y esa primera etapa duró unos ocho años. Más tarde fue uno de los fundadores de Creuats. Reconoce que le gusta mucho el mundo festero de Dénia, prueba de ello es que también pertenece a la falla Baix la Mar.

El capitán cristiano afronta con «gran ilusión» esta nueva etapa, en la que tendrá como abanderada a Cristina Puig Pastor (de Alkamar); Víctor Ramis será el embajador y el puesto de primer tro lo ostentará Vicente García.

Desde hace mucho se había marcado como objetivo encabezar las tropas cristianas y ahora era el momento de dar el paso porque «no podía esperar otros ocho años más» hasta que le vuelva a tocar a Creuats estar al frente, aunque ya fue primer tro en 2011. Según comenta, hace bastante tiempo que tenía claro quién iba a ser su abanderada.

Ya está pensando en el boato, pero todavía no lo tiene definido. Cuenta con contactos y amistades en las fiestas de las comarcas del Alcoià y de la Vall d'Albaida. Su intención es ver las novedades que hay en las localidades con los festejos más importantes para ver cómo se podría incorporar alguno de ellos .

Lo que sí sabe a ciencia cierta es que la música tendrá gran relevancia y por ello su intención es «llevar detrás las mejores bandas» y apostar por «lo bueno y de calidad» porque considera que se trata de un aspecto a potenciar. Además de la música, lo que más le gusta a Colomer de los Moros i Cristians es desfilar y hacer de cabo porque en esos momentos «me transformo». Respecto a este año, la filà estaba integrada por 23 festeros, aunque esa cantidad y la de colaboradores aumentará al ostentar la capitanía.

En cuanto los festejos en general, a su juicio no hace falta poner más cosas, sino mejorar lo que ya hay. Además, admite que en el futuro, con el importante número de festeros, se tenderá a hacer el desfile en dos partes o en dos días.

Por su parte, el bando de la media luna lo dirigirá Isaac Bolufer, de 38 años. Trabaja en un comercio y desde 2012 pertenece a la filà Abencerrajes. La abanderada que ha escogido es su hermana Tania, mientras que Miguel Ángel Martínez Messaabi actuará como embajador y Manolo Mahiques será el primer tro.

Bolufer tenía ganas de ostentar el cargo de capitán y «solo me faltaba un empujoncito», que lo recibió cuando un grupo de la filà le dijo que quería que él estuviese al frente. «Era lo que me hacía falta», dice con una sonrisa. Abencerrajes ha contado este año con unas 27 personas, pero esa cifra crecerá de forma notable al ser la capitanía.

El reto que tiene por delante es importante, pero el capitán lo afronta, según reconoce, «con ilusión y un poco de miedo, pero entre todos lo vamos a sacar adelante». Lo que más le gusta de esta fiesta es el desfile. En su opinión, no cambiaría nada, pero sí considera que habría que buscar formas para hacer más grande y eso pasaría por buscar más ayudas, tanto municipales como de otros organismos y entidades, para que no recaiga el gran peso en las espaldas de los festeros.

En cuanto a su boato, ya hay varias personas de la filà que «tienen algunas cosas miradas» pero la primera reunión tendrá lugar el sábado. A partir de ahí trabajarán para deslumbrar al público el próximo año.

Más