Calp suspende licencias en Manzanera I y II para frenar la presión urbanística

R. C.CALP.

El ejecutivo de Calp, conformado por Partido Popular y Ciudadanos, ha iniciado un expediente para suspender, de forma provisional, la tramitación y concesión de licencias en el suelo urbano de Manzanera I y Manzanera II. Se trata de una medida que pretende preservar uno de los últimos espacios verdes del litoral calpino, un enclave sometido a una fuerte presión urbanística. Según el equipo de gobierno, la actuación se enmarca en su apuesta por un modelo más sostenible.

La Manzanera es uno de los enclaves más singulares de la villa del Penyal d'Ifach. La urbanización nacida en los años 60 en el Taller de Arquitectura de Ricardo Bofill constituye un entorno emblemático desde el punto de vista paisajístico, arquitectónico y ambiental.

Sin embargo, este enclave se encuentra en una delicada situación ambiental ya que existen varias zonas urbanizables cercanas a la Cala de la Manzanera y a espacios verdes de alto valor paisajístico, además de su proximidad al Club Social La Manzanera, cuya concesión de ocupación se otorgó al consistorio calpino hace unos años para su rehabilitación.

A estas circunstancias hay que sumar que el Ayuntamiento de Calp solicitó por acuerdo plenario la declaración de Bien de Interés Cultural para los edificios Xanadú y Muralla Roja y el Club Social La Manzanera que está pendiente de resolución. Cabe recordar que hace casi dos años se acometieron obras de revitalización de la partida La Manzanera.

Con todas estas consideraciones, desde el gobierno municipal se ha iniciado expediente para suspender la tramitación y concesión de licencias en el suelo urbano de Manzanera I y Manzanera II. Se trataría de una suspensión provisional, que deberá ser aprobada por pleno, mientras desde el departamento de Territorio se estudian nuevos usos y se determinan posibles alternativas que permitan incrementar en la medida de lo posible la calidad ambiental y paisajística de ese ámbito.