Calp aprueba modificar los parámetros de edificabilidad en suelo urbano

R. C.CALP.

El pleno del Ayuntamiento aprobó ayer el inicio de la tramitación de la evaluación ambiental estratégica que permitirá la modificación puntual del PGOU que afecta al suelo urbano de Morelló, Ifach, La Fossa y Saladar y que establece nuevos parámetros que vendrán a homogeneizar el tipo y escala de edificación en estos sectores.

Se trata de una propuesta que facilitará el inicio en breve de la concesión de licencias de obras en estos sectores paralizadas el pasado mes de julio. Según indican desde el consistorio, la medida establece que la diversidad de parcelas en estos sectores ha dado lugar a inmuebles de características muy diferentes en el mismo entorno, la edificación resultante es proporcional al tamaño de las parcelas, mayor superficie de parcela mayor volumen edificatorio resulta, dando lugar a una gran diversidad de inmuebles.

Por ello se relaciona la dimensión de la parcela máxima y mínima con la ocupación máxima y mínima de las mismas, es decir, se establece una valor máximo y mínimo para homogeneizar el tipo de construcción de estos sectores.

La medida determina tres tipos de parcela: en el caso de la Fossa, Morelló e Ifac, las parcelas de entre 500 y 3.000 metros cuadrados podrán asumir un edificio, las parcelas de estos sectores que tengan entre 3.000 y 6.000 metros cuadrados asumirán dos edificios y entre 3500 y 7000 metros, tres edificios.

Por lo que respecta a la zona del Saladar, las parcelas de entre 1.000 y 3.500 metros cuadrados podrán asumir un edificio, y las de entre 3.500 hasta 7.000 metros cuadrados repartirán su edificabilidad en dos bloques y en tres bloques si la parcela mide entre 7.000 y 10.000 metros. El consistorio remarca que en todas las parcelas superiores a 10.000 metros cuadrados se precisará un Estudio de Detalle.