Broche de oro en la clausura de la temporada del Dénia Básquet Club

Monitores y alumnos. / LP
Monitores y alumnos. / LP

Alrededor de 140 niños y niñas han participado en el campus de verano que ha marcado el cierre de las actividades

J. ZAMORADÉNIA.

El Dénia Básquet ha clausurado la temporada 2018-2019 con el broche de oro que supone el campus de baloncesto, un cierre de las actividades que ha contado con la participación de 138 pequeños deportistas.

Importante es que este gran número de niños y niñas hayan participado en esta actividad que significa el comienzo del verano. Un campus que, poco a poco y por el buen hacer de entrenadores, monitores y voluntarios, todos ellos perfectamente dirigidos, ha logrado consolidarse como uno de los más importantes de cuantos se realizan en la comarca de la Marina Alta.

En la segunda semana las propuestas han estado centradas en el mundo del mar, organizadas por la empresa Windsurfing Dénia. Esta edición del campus ha tenido como gran novedad las salidas en catamarán, que resultaron de lo más divertidas para los participantes. En el último día, como viene siendo tradicional en esta propuesta deportiva estival, se celebró la fiesta del agua, aunque también se realizaron las últimas sesiones de baloncesto.

La jornada finalizó con los desfiles grupales, la entrega de premios por buen comportamiento y la entrega de fotografías del recuerdo de un campus que, una vez más, hizo las delicias de todos los pequeños que han participado en esta actividad.