Benito amenaza con dimitir si la conselleria aprueba la propuesta de NUT hecha por Dénia

Sergio Benito ofreciendo sus argumentos durante el pleno extraordinario celebrado ayer en Dénia. / R. González
Sergio Benito ofreciendo sus argumentos durante el pleno extraordinario celebrado ayer en Dénia. / R. González

El portavoz de Cs reta a la edil de Territorio a que renuncie a su cargo si la Generalitat rechaza la alternativa municipal que el pleno ratificó ayer

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Las NUT 2018, la propuesta de Normas Urbanísticas Transitorias elaborada por el Ayuntamiento de Dénia para que la Generalitat las apruebe en lugar de las expuestas por la propia conselleria, no logró adeptos entre las filas de la oposición durante el pleno extraordinario de ayer. La formación más crítica fue Ciudadanos. Su portavoz, Sergio Benito, lanzó un órdago durante la sesión y aseguró que dimitirá si el gobierno autonómico aprueba la alternativa presentada por el ejecutivo local.

Benito retó a la concejal de Territorio, Maria Josep Ripoll a que presentara su dimisión si las NUT 2018, que definió como «mini plan general, son rechazadas por la conselleria. En su opinión, en ese caso la edil «debería asumir su responsabilidad» y renunciar al cargo. Y luego fue más allá, y dijo que sería el quien se iría si ocurría lo contrario y la Generalitat acababa decantándose por la propuesta hecha por Dénia. Su desafío no obtuvo ninguna respuesta.

El líder de la formación naranja sacó a relucir una vez más que el ejecutivo local no ha remitido a la conselleria el informe de responsabilidad patrimonial del Plan General Estructural (PGE) y en su lugar ha optado por preparar algo no le tocaba redactar. Ante situación, Sergio Benito le preguntó al equipo de gobierno que si el gobierno autonómico no acepta la propuesta municipal de NUT qué pasará con el nuevo planeamiento, especialmente al haber recibido informes sectoriales que «lo tiran todo por tierra».

La responsable de Territorio, por su parte, defendió que el PGE es un proyecto de ciudad avalado por la mayoría de los informes y que las NUT que había expuesto la conselleria «generan tensión» con el futuro planeamiento y que eso se resolvía con la alternativa preparada desde el Ayuntamiento. Según Ripoll, las NUT 2018 son un complemento para reforzar temporalmente un marco legal mínimo para la concesión de licencias mientras se da luz verde de forma definitiva al estructural. En cambio, no contestó las preguntas de Benito.

También el portavoz de Compromís, Rafa Carrió, incidió en la necesidad de estas normas transitorias para «llenar el vacío» actual, ya que Dénia carece de planeamiento. E insistió en que serán «transitorias y con fecha de caducidad», hasta que entre el vigor el PGE.

Por su parte, la popular María Mut lamentó que pasados 14 meses desde que se suspendió el Plan General del 72 aún no esté las NUT. Asimismo, se cuestionó la «sintonía» entre ejecutivo y conselleria cuando desde Dénia se hace una propuesta alternativa. Y se preguntó que pasará en la ciudad cuando el próximo mes se levante la suspensión de licencias.

Pepa Fonr, líder de GD-CU, expresó sus dudas de que conselleria apruebe el PGE y las NUT sin informe de responsabilidad patrimonial y calificó la situación como «un episodio más de la ceremonia de confusión» desde mayo de 2015 y como «un paso más dentro del caos».

El alcalde recriminó que les echaran en cara responsabilidades cuando «la pesadilla comenzó en 2008» con la moción de censura. Al final las NUT 2018 fueron ratificadas, aunque con el voto en contra de Cs y la abstención de PP y GD-CU.

Representantes del Cercle Empresarial de la Marina Alta asistieron a la sesión y al terminar lamentaron que aún no conocen los pormenores de las NUT 2018, pese a haber pedido el documento. Hicieron hincapié en que el Consell no aprobará nada sin informe de responsabilidad y recordaron que cuando acabe la suspensión habrá paso libre a las licencias. El colectivo tiene prevista una reunión con el secretario autonómico el 20 de septiembre.

Más

Fotos

Vídeos