Benissa prevé tener listos los presupuestos y el Plan General a principios de noviembre

El alcalde de Benissa, Arturo Poquet, junto al edil de Turismo, Recursos Humanos y Nuevas Tecnologías, Jorge Ivars. / B. Ortolà
El alcalde de Benissa, Arturo Poquet, junto al edil de Turismo, Recursos Humanos y Nuevas Tecnologías, Jorge Ivars. / B. Ortolà

El municipio lleva desde 2016 con las cuentas prorrogadas, mientras que el planeamiento que está en vigor es el que se aprobó en el año 1982

B. ORTOLÀBENISSA.

El nuevo ejecutivo de Benissa (Partido Popular y Cibe) ha empezado con ganas la nueva legislatura y está decidido a sacar adelante cuanto antes los presupuestos municipales y el Plan General (PG) de la localidad. Dos herramientas imprescindibles para el funcionamiento del municipio que llevan estancadas años. El alcalde, Arturo Poquet, confirmó ayer que «la intención del ejecutivo es tener aprobadas las cuentas y finalizada la redacción del PG a finales de octubre o principios de noviembre».

Respecto al presupuesto, Poquet recordó que están prorrogados desde el año 2016, «los últimos los aprobó el gobierno del Partido Popular, a partir de ahí se han ido prorrogando porque no ha habido una mayoría estable en el gobierno». Para el primer edil resulta primordial tener actualizada la situación económica del municipio «porque ha cambiado mucho en estos años». Poquet avanzó que los técnicos municipales ya están trabajando en el borrador y, «cuando esté hecho, se pasará una copia a la oposición para que pueda aportar sugerencias». Para el primer edil «es fundamental que esta legislatura sea de consenso, algo que echamos en falta en la anterior etapa».

En cuanto al nuevo planeamiento, el alcalde explicó que a finales del pasado mes de junio el ejecutivo local mantuvo una reunión con el arquitecto municipal y el equipo redactor y «se puso como fecha finales de octubre o principios de noviembre para tener finalizada la redacción del proyecto».

En el apartado económico, los técnicos ya están trabajando en la confección del borrador

Según Poquet, el consistorio estima que en junio de 2020 se podría dar luz verde al documento, «hay que tener en cuenta que se debe exponer al público una vez esté redactado, y después revisar las posibles alegaciones». El nuevo documento sustituirá al planeamiento del año 1982 que volvió a entrar en vigor en 2013 después de que el Tribunal Supremo anulase el que había en aquel entonces. Uno de los puntos que abordará el nuevo planeamiento será la circunvalación de la N-332. Según el primer edil, «afecta al Plan General pero es algo aparte. La variante depende del Ministerio de Fomento, pese a que en el antiguo PG contemplaba una especie de ronda norte. Confiamos en que en dos años esté acabada la variante de Benissa y no sea necesaria la propuesta planteada en el antiguo planeamiento».

Una vez se dé solución al histórico problema de circulación, el ejecutivo quiere convertir la Avinguda del País Valencià en un bulevar. «Ahora esta vía divide el municipio en dos partes y perjudica a la zona sur donde actualmente hay escasa presencia de negocios», remarcó. Además del presupuestos y el planeamiento, el alcalde reveló algunas de las líneas de trabajo del nuevo equipo de gobierno en esta legislatura.

Uno de los puntos más destacados será el turismo. Poquet aseguró que son conscientes de que el turismo de sol y playa «está bastante consolidado», aunque consideran que el municipio «tiene condiciones óptimas para ser más relevante en la comarca. Actualmente nuestras calas se confunden con las de Calp y Moraira». Por ello quieren invertir en la promoción de la zona costera y «crear una marca de Benissa».

Según el primer edil, hay que «invertir lo necesario y más para conseguir ofrecer los mejores servicios a la gente que viven en la zona de la costa». Una de las acciones en este sentido, indicó, será la instalación de un «mini ayuntamiento». Habilitarán una unidad administrativa para atender «de forma más rápida y eficiente a los vecinos de esta zona. También será importante mejorar la seguridad, entre otros aspectos», señaló.

El ejecutivo benissero también tiene en mente algunos proyectos cuya realización requieren de la ayuda económica de la Generalitat o la Diputación. Con el presidente de esta última se reunió hace unos días Poquet, «con la intención de trasladarse algunas de las propuesta que queremos llevar a cabo en nuestra localidad». Entre las iniciativas destacó la rehabilitación de las antiguas escuelas para convertirlas en el edificio del Ayuntamiento; la construcción del museo de la ciudad, que se ubicaría en la antigua lonja; o la adecuación del auditorio, entre otros.