Benissa cierra la playa canina de La Llobella por graves problemas de insalubridad

Playa canina de La Llobella de Benissa. /LP
Playa canina de La Llobella de Benissa. / LP

Un informe técnico-sanitario del departamento de Ecología de la Universidad de Alicante avala la decisión

REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Benissa se ha visto obligado a cerrar la playa canina de La Llobella por graves problemas de salud pública. La decisión tomó forma en la Junta de Gobierno de la pasada semana y ahora se hace efectiva con carácter inmediato. Desde ayer se está procediendo a la retirada de la señalética y la Policía Local del municipio aumentará su presencia en la zona durante las primeras semanas para informar sobre la suspensión del baño canino.

En el último año el consistorio había recibido un número importante de quejas ante la falta de limpieza de la zona y la dejadez del anterior equipo de gobierno. Una asociación local para la defensa de la playa La Llobella ha liderado las reclamaciones, que tienen que tienen como principal objetivo la defensa del litoral de Benissa.

La medida del ayuntamiento se encuentra avalada por un informe técnico-sanitario elaborado por un facultativo del departamento de Ecología de la Universidad de Alicante, solicitado por el área de Medio Ambiente del municipio. En él se constata la presencia de una importante densidad de heces en el terreno, así como de microorganismos patógenos perjudiciales, no solo para los seres humanos sino también para los animales.

El alcalde, Arturo Poquet, sostiene que «es una decisión sensata y razonable que debería haber tomado el anterior equipo de gobierno siendo conocedor de los informes que proponían el cierre». Desde el consistorio ya se han iniciado las actuaciones de limpieza oportunas para que ese tramo del litoral retome su aspecto original. «Los bañistas pueden disfrutar de la playa sin ningún tipo de riesgo para su salud», indica el primer edil.