El auge de una escuela alternativa atrae a Orba a familias de toda España con buen nivel de renta

Algunos vecinos charlan en la terraza de uno de los bares situados en la plaza del Ayuntamiento de Orba. / B. O.
Algunos vecinos charlan en la terraza de uno de los bares situados en la plaza del Ayuntamiento de Orba. / B. O.

El municipio ha experimentado un aumento en el mercado inmobiliario, especialmente en los alquileres

B. O.ORBA.

En los últimos años el municipio de Orba ha evolucionado hasta convertirse en uno de los municipios más cosmopolitas de la comarca. Un cambio que se inició tímidamente hace ya dos décadas, con la apertura de un centro escolar de enseñanza alternativa y que en los últimos años ha aumentado de forma notoria la presencia de familias de toda España y con buena economía.

Se trata de un segmento de población, apuntan en el municipio, con un poder adquisitivo alto y básicamente de nacionalidad española. Muchos de ellos, indican, trabajan por cuenta propia en sus viviendas. Además, su estilo de vida es «diferente, muy preocupados por el medio ambiente y por una enseñanza sin parámetros preestablecidos».

Un pensamiento muy acorde a la filosofía del centro educativo, donde creen que cada persona «determina en cada momento cuál es el camino intelectual, emocional, social, vital que siente que tiene que desarrollar». Esta metodología ha ido ganando adeptos y está situando en el mapa a este municipio del interior de la Marina Alta, atraídos, primero por una oferta a la hora de educar a sus hijos alternativa; y también por el estilo de vida que ofrece Orba gracias, en parte, al objetivo del equipo de gobierno de convertir esa localidad en un pueblo con todo tipo de servicios y, además, a la apuesta firme por el entorno natural.

El ejecutivo ha apostado por una línea en favor del medio ambiente

Gracias a estos vínculos, la localidad ha registrado en los últimos años muchos más movimientos inmobiliarios dentro del casco urbano. Así lo confirma el primer edil, Ignasi Cervera, quien señala que la subida más destacada es la de alquileres, sin desmerecer el apartado de ventas. El alcalde remarca que se trata de adquisición de viviendas ya construidas, «en algunos casos se reforman, pero no hablamos de obra nueva, porque el Plan General está limitado».

Tampoco es su intención subirse al carro del sector inmobiliario ni urbanizar 'sin ton ni son', «el reto es no sucumbir a la especulación del mercado», aclara el munícipe.

El proyecto del gobierno local de Orba, por el que apostaron al entrar en el Ayuntamiento la pasada legislatura, busca ofrecer todos los servicios posibles adaptándose también a las necesidades de este nuevo sector de población.

De hecho, el primer edil apunta que el municipio ya cuenta con espacio de 'cooworking' abierto a todos los vecinos. Y todo ello sin perder la línea ecológica, el respeto por el entorno ha sido siempre una máxima para el ejecutivo. De hecho la localidad orbera es pionera en la Comunitat Valenciana en implantar un sistema de recogida de basura puerta a puerta para aumentar los índices de reciclaje, y que ha recibido los elogios a nivel nacional. Recientemente también se han unido a una iniciativa para fomentar la biodiversidad, una propuesta que surgió del centro escolar.

Esta línea de trabajo emprendida por el ejecutivo no solo ha llamado la atención a este segmento de población. Según explican en el municipio, también gusta entre los residentes europeos. Muchos de ellos, han decidido cambiar su lugar de residencia, «antes vivían en las urbanizaciones, pero a medida que se van haciendo mayores prefieren instalarse en el centro urbano, donde tienen más cerca todo».

Asignaturas pendientes

Pese a que la transformación en un pueblo cosmopolita sigue por buen camino, el alcalde apunta que todavía quedan algunos puntos por pulir. Uno de los principales es la mejor interactuación de estos dos segmentos, tanto entre ellos como con los nacidos en Orba, «actualmente existen tres realidades sociales», reconoce el primer edil.

Para ello el consistorio programa actividades en las que puedan participar todos los vecinos y lograr mucho más acercamiento entre ellos.