Los atletas Moha Rida Younes y Andrea Abad conquistan la Volta a Peu a Dénia

Moha Rida junto a Youseff Ahatach y José Manuel García. / J. Z.
Moha Rida junto a Youseff Ahatach y José Manuel García. / J. Z.

Más de 1.500 corredores participaron en la prueba pese a que 20 minutos antes de empezar cayó un enorme chaparrón sobre la capital de la Marina

J. ZAMORA DÉNIA.

Los grandes triunfadores de la presente edición de la 'Volta a Peu a Dénia' fueron Moha Rida Younes del Club Atletismo Llebeig Xàbia, y Andrea Abad del CA Publidom. Rida revalidó su triunfo en Dénia. El corredor llegó solo y entre aplausos a la recta de meta en Marqués de Campo. De salida se formó un pequeño grupo con los tres grandes protagonistas de la carrera, Moha Rida, José Manuel García, ambos del Llebeig Xàbia y Youssef Ahatach, del Dénia Corre. Unos metros por detrás un Adrián Hadri intentando conectar con la cabeza pero no pudo.

El trío de cabeza siguió mandando hasta que en su último cambio a falta de unos 800 metros, Moha Rida Younes, consiguió irse por delante y entrar en meta con un tiempo de 32:17, marca mejorada en más de un minuto respecto a la que realizó en la edición del 2018. El segundo en cruzar la meta fue Youssef Ahatach, con una marca de 32:29. El tercer puesto fue para José Manuel García Barragán con un registro de 32:53.

Mientras que en la categoría femenina, Abad fue la dominadora de la carrera, consiguiendo ser la primera en la línea de llegada, con un tiempo de 38:36. Saltó la sorpresa puesto que una de las favoritas, María Isabel Ferrer tomó la salida pero sus sensaciones no fueron buenas por lo que optó por retirarse al tener problemas físicos.

La segunda plaza fue para su compañera de equipo, Maxine McKinnon, con un registro de 39:19 y la tercera fue para Marta Ortego, del Dénia Corre, que hizo un tiempo de 40:21. Desde la organización agradecieron la alta participación, alrededor de 1.500 atletas que no tuvieron miedo a la lluvia, ya que apenas 20 minutos antes de darse la salida cayó un tremendo chaparrón. Tras unos minutos de mucha agua, todo cesó y llegó la calma para que los runners pudiesen correr sin problema.