Rescatan a una mujer con la cabeza encajada en el paso de rueda de un taxi en Altea

Rescatan a una mujer con la cabeza encajada en el paso de rueda de un taxi en Altea

La mujer, de 73 años y con «movilidad reducida», desapareció de una residencia de La Nucía y se siguió su pista por la comarca hasta ser localizada

R. D.

La Guardia Civil ha hallado este miércoles en Altea (Alicante) a una mujer alemana de 73 años y con movilidad reducida que había desaparecido horas antes de una residencia de ancianos del municipio alicantino de La Nucía, según han informado fuentes del cuerpo.

La anciana ha sido trasladada luego a un centro hospitalario al sufrir una brecha sangrante en la nuca por un percance justo era localizada por una de las patrullas del instituto armado que la buscaban.

Tras los primeros datos recabados, se supo que en la ronda habitual que realizan los trabajadores a las 05:30 de la mañana, la mujer aún se encontraba en la residencia, pero para las 08:00 ya no estaba. También se tuvo conocimiento de que en otra ocasión en la que desapareció, fue encontrada en una gasolinera cercana.

Una de las patrullas desplegadas para el dispositivo de búsqueda ha acudido hasta esa misma gasolinera donde les han confirmado que ella había estado allí, pero que se marchó en un taxi tras realizar una consumición.

La central de taxis de La Marina Baixa, tras ser consultada por la Guardia Civil, comunicó que hacía escasos 20 minutos un taxista le había llevado hasta un supermercado.

Cuando la patrulla llegó al parking del supermercado, vio cómo la mujer desaparecida a la que estaban buscando, se caía tras resbalarse de la acera, «quedando su cabeza atrapada en el paso de la rueda delantera derecha del taxi« del que se acababa de bajar. La versión contrasta con la descripción de «movilidad reducida» facilitada a la Guardia Civil.

Inmediatamente, uno de los agentes bajó del coche policial para evitar que el taxista emprendiera la marcha, mientras que el otro trataba de sacar a la anciana del hueco de la rueda. Cuando la consiguieron incorporar, observaron que tenía una brecha sangrante en la nuca.

Los guardias civiles le limpiaron la sangre y le taponaron la herida hasta la llegada de los sanitarios, quienes decidieron trasladarla al Hospital comarcal de La Vila Joiosa, donde ha quedado en observación.