Aguas de Calpe invierte 102.800 euros en renovar las conducciones en las partidas Pioco-Terrasala

El objetivo de estos trabajos es mejorar la eficiencia en la distribución de este servicio público por el término municipal

R. C.CALP.

La empresa mixta municipal Aguas de Calpe iniciará el lunes las obras de renovación de conducciones de agua potable en las partidas del término municipal calpino, Pioco y Terrasala. Se trata de una actuación cuyo importe ascenderá a los 102.839,85 euros.

Las obras consistirán en la instalación de 1.243 metros de nuevas tuberías y la ejecución de tres nudos de conexión con las actuales redes. Unos trabajos que permitirán dejar en desuso 741 metros de tuberías obsoletas. De esta manera, remarcan desde la mercantil, «se mejorará la eficiencia de la red municipal de distribución de agua potable y se minimizará el riesgo de averías».

Asimismo, se instalará una válvula de regulación de presión en el sector de Terrasala y se renovarán 9 acometidas domiciliarias. La duración estimada de la actuación es de cuatro meses.

Las obras consistirán instalar 1.243 metros de nuevas tuberías y habilitar tres nudos de conexión

El objetivo de los trabajos, comentaron, es garantizar la continuidad del suministro «ya que se eliminarán tramos de conducción que se encontraban en el interior de parcelas privadas, lo que dificultaba la detección de posibles fugas y que serán ahora sustituidos por otros situados en viales públicos».

Otro de los beneficios de estas mejoras, apuntan, será la optimización de las condiciones del abastecimiento del agua potable en los domicilios en cuanto a presión y caudal se refiere. Con ello «se garantizará el suministro a las viviendas situadas a mayor cota y regulando la presión en las que están situadas a menores cotas». Según indican desde el consistorio calpino, la renovación continua de conducciones de la localidad que está llevando a cabo Aguas de Calpe «permite garantizar la sostenibilidad del sistema de abastecimiento a Calp».

Junto con otras medidas implantadas como el sistema de telemando, la sectorización de la red y la instalación de contadores domiciliarios inteligentes «ha contribuido a la mejora del rendimiento hidráulico en la localidad, situado actualmente en el 85%, lo que supone un referente en la provincia de Alicante».

El rendimiento hidráulico es el índice que evalúa la eficiencia en el sistema de distribución de agua potable lo que significa que en la actualidad en Calp el 85 por ciento del agua suministrada por la red llega al domicilio de los abonados y únicamente un 15 por ciento se pierde por varias circunstancias como averías o tomas fraudulentas.

De hecho, recuerdan, Aguas de Calpe obtuvo la certificación Aenor en la norma de eficiencia hídrica, por lo que es la primera empresa de gestión del ciclo integral del agua certificada en Europa en el apartado de ciudades inteligentes.