La casa del carrer Sant Josep albergará la biblioteca de Dénia y parte del archivo

La casa del carrer Sant Josep albergará, tras la rehabilitación que comenzará el próximo mes, la biblioteca municipal y otras dependencias culturales. :: R. González/
La casa del carrer Sant Josep albergará, tras la rehabilitación que comenzará el próximo mes, la biblioteca municipal y otras dependencias culturales. :: R. González

La rehabilitación del edificio, que se propuso en 2007, comenzará en septiembre y en dos años podrá abrir el nuevo espacio cultural

R. GONZÁLEZ/REDACCIÓN

Después de muchos años de espera, al fin va a comenzar la rehabilitación del edificio del carrer Sant Josep de Dénia, que se quiere destinar a usos culturales. El ejecutivo local anunció ayer que esta semana se ha firmado el acta de replanteo y que en septiembre empezarán las obras. También detalló que este nuevo espacio cultural de la ciudad albergará la biblioteca municipal y parte del archivo histórico, entre otras dependencias.

El alcalde, Vicent Grimalt, destacó que cuando concluyan los trabajos y se abra al público la ciudad contará con una biblioteca moderna, accesible y en condiciones, «como Dénia se merece». Además subrayó que con esta actuación y la próxima rehabilitación de la casa de la marquesa Valero de Palma, incluida dentro del Plan Confianza, «el ayuntamiento pone en marcha el clúster cultural del centro», que era uno de los puntos del Pacto del Castillo.

Por su parte, la edil de Territorio y Calidad Urbana, Maria Josep Ripoll, recordó que la rehabilitación del nº6 del carrer Sant Josep está subvencionada por el Gobierno central. La actuación durará dos años y la ejecutará la empresa adjudicataria Edhinor SA por 1.495.204,68 euros. Inicialmente la cuantía destinada al proyecto era mayor, pero se ha reducido al final y serán los propios técnicos municipales los se que se encarguen de la dirección de la obra.

La primera semana de septiembre está previsto que empiecen las labores de limpieza y a mediados de mes pasarán a las faenas más fuertes. Ripoll explicó que se han de derribar paredes internas, que serán necesario realizar mucho trabajo de reconstrucción por el estado de deterioro pero que se mantendrá la fachada del edificio.

El concejal de Cultura, Rafa Carrió, comentó que tras analizar el espacio disponible, pues la existencia de un patio central condiciona la distribución, se decidió que la casa albergase la biblioteca, parte del archivo histórico y otras dependencias culturales, como un pequeño salón de actos para charlas y presentaciones.

Los trabajos en este edificio van a durar dos años y durante ese tiempo el movimiento de vehículo y los trabajos pueden causar molestias a los vecinos, por lo que el alcalde pidió comprensión ya que son un mal necesario para poder disfrutar después de este espacio cultural.

Grimalt aprovechó para recordar que esta actuación fue un proyecto demandado por el equipo de gobierno de socialistas y nacionalistas en 2007, que consiguieron una ayuda para este edificio y también para el de Torrecremada. De hecho, el siguiente año el ministerio publicó la licitación de los proyectos. Sin embargo, matizó el munícipe, tras la moción de censura el nuevo ejecutivo de Kringe decidió no continuar las negociaciones y en 2011 el Gobierno dio marcha atrás y quitó las partidas para ambas rehabilitaciones.

En 2014 el ministerio anunció que al siguiente año habría 700.000 euros para el carrer Sant Josep. En julio de 2015 el nuevo gobierno local lo reactivó y recientemente se ha adjudicado.

Fotos

Vídeos