Benissa recibirá agua de Calp este verano si se agrava la situación límite de sus acuíferos

El alcalde de Benitatxell, Josep Antoni Femnia, y técnicos de la empresa híidrica en los trabajos para buscar más recursos. :: lp/
El alcalde de Benitatxell, Josep Antoni Femnia, y técnicos de la empresa híidrica en los trabajos para buscar más recursos. :: lp

La villa del Peñón aportará mil metros cúbicos diarios a la red de la población vecina cuyo consumo ya alcanza los 7.000 metros cúbicos

CONCHA PASTOR

El municipio de Benissa ha pasado de los 14.000 habitantes censados a 22.000 en este mes de julio debido a la llegada de turistas. Un aumento considerable de residentes que ha disparado el consumo de agua en toda la población hasta llegar a los 7.000 metros cúbicos diarios.

Ante esta crítica situación agravada por la falta de lluvias en la comarca, el suministro de agua y los bajos niveles de los acuíferos que el municipio tiene en el término municipal y en las localidades de Benigembla y Benidoleig, el abastecimiento se encuentra en una situación «límite» pero, por ahora, «estable».

No obstante, en el caso de que sus recursos hídricos se agotasen y con el fin de evitar restricciones en lo queda de mes y el próximo agosto, el consistorio ha llegado a un acuerdo con el ejecutivo de Calp para que le ceda hasta mil metros cúbicos diarios.

Este suministro extraordinario y puntual se llevará a cabo supervisado por los técnicos municipales y los gastos correrán a cargo del municipio de Benissa.

Los munícipes de ambas localidades han suscrito un convenio que fue aprobado por toda la corporación de Calp, a excepción del PSPV que se abstuvo.

Los ediles dieron el visto bueno a los argumentos de solidaridad, vecindad y cooperación, que explicó el alcalde calpino, César Sánchez, durante la sesión de ayer. Sánchez remarcó que las administraciones públicas se rigen por el principio de cooperación y en su actuación por los criterios de eficiencia y servicio a los ciudadanos».

Y es que la villa del Peñón de Ifach no tiene ningún problema para ceder parte de sus recursos a otros municipios porque tiene excedentes gracias a la concesión otorgada por la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) a favor de la Mancomunidad de Calp, Murla y Vall de Laguar para recibir agua del Pozo Luzifer y además cuenta con una planta desaladora en el Barranc Salat.

Pese a estos excedentes desde el consistorio calpino se hizo un llamamiento a toda la población para que hagan un uso responsable del agua para evitar que sea malgastada.

Respecto a Benissa, según fuentes municipales calpinas, la situación es «grave» debido a los bajos niveles pozométricos que presentan sus acuíferos debido a la acuciante situación de sequía de los últimos años.

El alcalde de este municipio, el popular, Juan Bautista Roselló, incidió en que si se produce un aumento en el consumo «habrá problemas» por ello recordó que está tajantemente prohibido el riego de jardines y rebasar los consumos previstos con sanciones que llevan aparejadas multas de hasta 901 euros.

En lo que respecta Teulada y Benitatxell, la apertura del Pou de Lluca y el acuífero del Pla pusieron ayer fin a las restricciones en el consumo de agua que desde la pasada semana sufrían estos municipios.

Con estos nuevos caudales ambas localidades han logrado, por ahora, paliar el déficit de 2.000 metros cúbicos diarios que sufrían después de que Amjasa decidiese dejar de suministrarles agua de la planta desalinizadora.

Así con la instalación de dos bombas en el Pou de Lluca se consiguen 1.200 metros cúbicos diarios, a los que se suman los 600 que se extraen desde el acuífero del Pla, que se aproximan a los 2.000 que recibían desde Xàbia. Un caudal necesario que se sumaba a los 8.000 metros cúbicos que producían mediante los recursos del Consorcio de Aguas de Teulada-Benitatxell con el fin de hacer frente a la demanda de consumo que ya en el mes de julio ha llegado hasta los 10.000 metros cúbicos diarios.

Desde los consistorios de Benitatxell y Teulada mostraron su optimismo por los caudales logrados aunque incidieron en que hay que hacer un uso racional del agua y que lo ocurrido ha sido una aviso ante lo que puede ocurrir este verano por la falta de agua.

 

Fotos

Vídeos