El alcalde de Calp arranca a Costas 30 años de concesión del Club Social La Manzanera

El conjunto arquitectónico de La Manzanera de Calp, que fue diseñado por Ricardo Bofill. :: LP/
El conjunto arquitectónico de La Manzanera de Calp, que fue diseñado por Ricardo Bofill. :: LP

El pleno ya inició expediente para catalogarlo BIC junto al Edificio Xanadú y la Muralla Roja, todos obra del arquitecto Bofill

R. C.

Hace unos meses el Club Social la Manzanera, sin el esplendor del pasado y sin concesión con la dirección general de Costas, estuvo a punto de perderse. El alcalde de Calp, César Sánchez, mantuvo ayer una reunión con el director de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Pablo Saavedra, con el fin de ultimar entre ambas administraciones un proyecto de concesión a 30 años de este espacio diseñado por el arquitecto Ricardo Bofill.

Este acuerdo supone para la villa del Peñón de Ifac, según comentó el primer edil, el impulso económico a la actividad local, comercial y turística del municipio. De hecho, reseñó que «desde el ayuntamiento se intenta ayudar a crear empleo y dar apoyo al patrimonio arquitectónico local para que sea un atractivo turístico más que poder visitar por el turista, un sector que nos ayuda a generar puestos de trabajo en la localidad».

César Sánchez se propuso rescatar de la ruina lo que considera un «símbolo turístico» y recuperar el patrimonio arquitectónico del municipio como un atractivo más. «Todo reclamo turístico, toda inversión hecha en Calp se debe promocionar para atraer el turismo. Porque somos un pueblo que fundamentalmente trabajamos y generamos empleo del turismo y desde la administración, debemos apoyarlo», señaló el munícipe.

Con esta intención, el ejecutivo calpino aprobó, en agosto del pasado año, iniciar expediente para catalogar el espacio de La Manzanera, Edificio Xanadú y La Muralla Roja como Bien de Interés Cultural, BIC, donde se protegerían todas las obras del arquitecto Bofill en el municipio calpino.

Meses antes, el alcalde había adjudicado la redacción de un proyecto de rehabilitación y acceso de estación náutica que debía bastar para que el Ministerio de Medio Ambiente, del que depende Costas, cediera La Manzanera al ayuntamiento de esta localidad.

Pero no fue así. El consistorio volvió a adjudicar un nuevo proyecto de accesos, exigido por el ministerio para salvar el edificio de su demolición.

A este respecto, cabe reseñar que durante el transcurso de la reunión mantenida ayer con el director de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, el primer edil consiguió, además, que el ministerio lleve a cabo un estudio para la regeneración de las playas.

De este modo, según apuntó el munícipe, el litoral calpino, «uno de los más bellos de la Costa Blanca», se verá beneficiado con un estudio medioambiental y paisajístico que valorará el efecto de las lluvias y las necesidades de arena y regeneración medioambiental en su costa, una de las más frecuentadas por los turistas y más recompensadas por su calidad turística.

Una alternativa distinta

La urbanización La Manzanera, situada en la villa del Peñón de Ifac, fue proyectada por el arquitecto barcelonés Ricardo Bofill en 1964, con el objetivo de crear una alternativa distinta y mejor al gran número de las que iban apareciendo en la costa española del mediterráneo en 1966. Se trata de un proyecto en el que la alternativa se establece, en parte, en el intento de acoplar la arquitectura con el paisaje que le rodea.

Sin duda, fue una de las últimas propuestas de la mejor época de Ricardo Bofill, en el que manifiesta una especial predisposición para adaptar el conjunto urbanístico a su entorno natural.

Fotos

Vídeos