https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Vicente Blanco 'Tito': «Paco López ha llegado a dos partes del jugador: la cabeza y el corazón. Es uno de los mejores técnicos españoles»

Tito, junto a los trofeos del Levante en la sala de juntas del estadio Ciutat de València. /Damián Torres
Tito, junto a los trofeos del Levante en la sala de juntas del estadio Ciutat de València. / Damián Torres

El de Benidorm acaba contrato en junio: «¿Si el Levante es mi primera opción? Soy feliz y ahora diría que sí, pero también quiero crecer y mejorar»

ALBERTO MARTÍNEZVALENCIA.

Tito ha confeccionado la plantilla más ambiciosa de la historia del Levante. El director deportivo asume la responsabilidad de crecer, aunque avisa de que la economía y el fútbol no siempre van ligados.

-El equipo ha llegado al parón liguero con la tranquilidad de las dos victorias. ¿Pero qué se le pasó por la cabeza tras la goleada del Sevilla y la imagen dada en Valladolid?

-Contra el Sevilla, en los primeros 35 minutos el Levante es superior. Es superior en la forma, en la creación de juego y en la generación de ocasiones, pero no estuvimos acertados en las áreas. El análisis de Valladolid es mucho más evidente. En ese partido nos faltó subir intensidades, ganar duelos individuales... No era un Levante reconocible como había sido desde que Paco López es el técnico. Nos revelamos y contra el Alavés el equipo dio su mejor versión. Demostramos que somos un equipo vivo y fiable, que vamos a competir y que siempre vamos a buscar la portería contraria para intentar ganar.

-¿Más allá de los resultados, Paco López tiene ese carisma que le pudo faltar a Muñiz?

-Me voy a lo que transmite un técnico cuando habla con sus jugadores. Quizás sea una de las virtudes más importantes que puede tener un técnico. Pero seguramente eso lo tienes o no lo tienes. Y en este caso Paco López ha llegado a dos partes del jugador: la cabeza y el corazón. Es una persona cercana y desprende generosidad. Eso los jugadores lo captan. Y es muy importante que un futbolista, cuando juega o no juega, note que se está siendo justo con él.

-¿La pasada temporada estaba convencido de que Paco López iba a ser más que una solución de urgencia?

-No tenía ninguna duda. Mi opción era Paco, porque lo veía en el día a día con el filial, porque hablábamos... En febrero ya le comenté a Paco que mi entrenador, en caso de que hubiera un cambio, iba a ser él. Yo lo tenía muy claro. Si no era él, no era nadie. Yo no iba a plantear otro técnico.

-Este año se ha multiplicado la inversión en traspasos.

-Estamos en unos 24 millones entre traspasos y cesiones.

-¿Teniendo en cuenta esta cifra, debe incrementar la exigencia?

-Han aumentado mucho los ingresos por televisión. Aumentan todos los equipos. No sólo el Levante. Si no hubiéramos vendido a Lerma, quizás estaríamos por encima de los tres recién ascendidos, pero no mucho más allá. Gracias a eso, hemos podido acometer una serie de traspasos que, si no, no podríamos haber hecho. La exigencia la vamos a tener siempre, pero en su justa medida. No se nos puede exigir de forma desmesurada. Somos un club que debe pelear como objetivo principal por la permanencia. Y a todos nos gustaría mejorar la posición del equipo la temporada pasada. Lo ideal es ir consolidándose en Primera, pero compites con rivales que están a tu nivel y más de la mitad tienen mayor presupuesto. Es fundamental la gestión. Por eso el Levante está creciendo. Pero las cantidades económicas muchas veces no van relacionadas con el rendimiento.

-Han mantenido el bloque salvo Lerma, traspasado por 30,5 millones. ¿Ha resultado complicado?

-Es un éxito. El jugador se está dando cuenta de que está en un club que crece y merece la pena. El jugador se siente identificado. Tiene mucho mérito retener a jugadores como Bardhi, Morales o Campaña. Y Lerma hasta el último momento se planteó seguir. Pero lo normal y responsable era venderlo. Me genera alegría que hayamos conseguido que una muy buena base de cuando llegamos en Segunda siga y se haya revalorizado.

-¿Por qué futbolistas han recibido las mayores ofertas?

-De manera oficial han llegado, pero pocas y nunca han sido suficientes ni siquiera para sentarnos. Nosotros nunca ponemos cantidad. Ni siquiera les dirigimos a la cláusula. Este es un club que debe estar siempre abierto a que venga cualquier otro club y te ponga sobre la mesa una cantidad para intentar llevarse un jugador o llegar a un acuerdo. Este club no se cierra. Pero hay jugadores muy importantes y el escenario actual del Levante a nivel deportivo es el mejor para ellos. Tal y como hemos hablado con ellos y sus agentes, consideramos que la mejor forma de revalorizarse aún más es estar uno o dos años más.

-No ha habido caras nuevas en la defensa. ¿Deberían haber reforzado el eje de la zaga viendo que Paco López ha decidido jugar con tres centrales para tapar lagunas?

-No. Paco López y yo no hemos visto ningún jugador en el mercado para el Levante que pudiera mejorar los centrales que tenemos. Tengo una fe ciega en ellos. Tenemos unos centrales que no tienen nada que envidiar a muchos que hay en Primera. Sobre los sistemas, el míster es el que tiene toda la responsabilidad. Hace análisis y considera si tiene que jugar con dos o con tres. Yo en eso no me voy a meter. Pero no es una cuestión de los centrales. Es una cuestión colectiva.

-Pero la plantilla se confeccionó en base al 4-4-2, el dibujo habitual de Paco López. ¿Con este cambio de esquema, se trastocan los planes?

-Y si utilizas a Coke como tercer centrales cuando se recupere, ya lo tienes. Son variantes, que es donde más se puede explayar un entrenador. Ahí es donde un entrenador demuestra cuáles son sus habilidades. Y no me cabe ninguna duda de que Paco es uno de los mejores técnicos españoles.

-¿Contaban con la venta de Lerma para fichar? En unos días, llegaron Moses, Dwamena y Vukcevic.

-Teníamos prevista la salida de Lerma. Pero pasaron semanas y hubo momentos de subida y de bajada. Al final, por responsabilidad por las cantidades que estaban ofreciendo, ya veíamos que podía salir. Y debíamos tener previsto equilibrar esa parcela del centro del campo.

-Se podía esperar un sustituto parecido a Lerma. Pero Vukcevic y el colombiano no tienen nada que ver.

-Ni tienen nada que ver Mayoral con Alegría. Cada uno tiene sus características. Pero no significa que uno sea mejor o peor para cubrir esa posición. Aquí la clave es tener las posiciones ocupadas por gente que compite y da nivel. En esa parcela estoy supertranquilo. Tenemos cinco centrocampistas muy competitivos y cada uno con unas características muy diferentes. Es un centro del campo equilibrado.

-Vukcevic aún no ha encontrado la regularidad. ¿Al equipo le está costando adaptarse a la falta de Lerma?

-La dirección deportiva no tiene que ir a por un Lerma. Tenemos que ir a por jugadores que equilibren el centro del campo. Y Prcic y Vukcevic nos aportan situaciones tácticas, técnicas y físicas muy diferentes a lo que era Lerma. Si vamos a buscar una comparativa, nos estamos equivocando.

-¿Sabía que a Vukcevic le podía costar tanto coger el ritmo?

-No. Empieza la pretemporada con el Sporting de Braga, entrena, juega amistosos... Pero cuando empezamos a negociar con el Braga, hay un período de siete días en que se queda en casa. Y las últimas 24 horas son una locura de negociaciones. Sufre a nivel mental y, cuando viene, lo pasa mal a nivel físico. Había perdido forma física. No está gravemente gordo. Se busca tener un percentil de grasa ideal. Entra en el equipo contra el Valladolid, lamentablemente es expulsado y luego sufre una lesión de tobillo. Está costando más tiempo. No ha entrado de pie, pero vamos a poner todos de nuestra parte para que pueda mostrar ese nivel que ha mostrado en Europa. Tenemos esperanzas en que va a ser un jugador importante en el futuro del Levante.

-¿Cómo van las renovaciones?

-Con Bardhi está todo apalabrado y acordado. Es la rúbrica, la foto y poco más. A Toño, de momento, la propuesta del Levante no le satisface del todo y nosotros ya nos apartamos. Salvo que haya un giro importante, el Levante va a trabajar para tener esa posición cubierta de cara a las temporadas siguientes. Igual que Toño está en el mercado para muchos clubes, hay jugadores que están en el mercado para el Levante. El tema de Jason está abierto. Tiene una propuesta y negociaremos para intentar llegar a un acuerdo. Las dos partes queremos. Con Campaña la idea es que pueda estar muchos años aquí. Y si no lo podemos tener en el futuro, que sea porque llegue una oferta de un grande. Hay muy buena sintonía con él.

-Postigo acaba contrato en junio.

-Tengo una valoración de Postigo alta. Es un jugador de club y se está ganando su continuidad en este club. Me parece más que un jugador de fútbol. Es un líder en un vestuario. El año de experiencia en Primera le ha hecho mejor en todos los sentidos. Entiendo que Postigo y el Levante seguirán unidos mucho tiempo.

-¿Tienen algún objetivo claro para el mercado de invierno?

-No tenemos nada concreto en la cabeza porque estamos en octubre y tenemos una plantilla extensa. Pero estamos trabajando para tener controlado el mercado y jugadores porque imprevistos siempre hay.

-¿Por Iborra ha habido interés real?

-¿Quién no tiene interés real por Iborra? Y más este club. Sé que quiere terminar su carrera aquí y le haría ilusión, pero es muy difícil. Lo veo muy difícil hoy y mañana. No sé dentro de dos años. Tiene un contrato largo. Claro que es una opción, pero es una opción de querer y no poder. Estamos hablando de un montante económico muy importante. El Levante aún no está para acometer esos números.

-Por Lukic, pelearon hasta finales de julio. No goza de minutos en el Torino. ¿Es una opción para enero?

-No lo sé. No pudimos hacer nada. El Torino se plantó y dijo que no negociaba. No sabemos cuál es el plan del Torino con Lukic. Tenemos buena relación con el jugador, le deseo lo mejor y sé que está sufriendo porque no está jugando lo que le gustaría. No se sabe lo que puede ocurrir.

-No cierra la puerta.

-El Levante siempre va a estar abierta a la posibilidad de integrar un muy buen futbolista en la plantilla.

-Usted acaba contrato el 30 de junio. ¿Cuál es su idea?

-No me preocupa. Estoy muy tranquilo, soy feliz. Además estoy muy agradecido. Para mí, que me llamaran para ser el director deportivo del Levante era un regalo y lo devuelvo con trabajo, profesionalidad e intentando que estemos más acertados que desacertados. Pero como no puedo controlar lo que piensa el club, tampoco me voy a desgastar. Esperaré a ver lo que deciden.

-¿Su primera opción es seguir?

-Yo soy feliz y ahora, como no me he planteado otra cosa, probablemente diría que sí. Pero también soy un profesional y quiero crecer, tener proyectos importantes y mejorar en mi carrera. Como futbolista fui un buen profesional, trabajé en once clubes y estoy acostumbrado a que no me renueven y a tener la posibilidad de aceptar alguna propuesta que me pueda satisfacer.

-El presidente del Levante, Quico Catalán, no va a cerrar su renovación hasta que pase la junta de accionistas de diciembre, en la que se presentará para ser reelegido.

-Entiendo que tiene sus razones. No puedo estar más que agradecido al Levante, a Quico y a su consejo. Ellos me han dado la oportunidad de estar en el fútbol profesional como director deportivo. Lo voy a tener muy presente. Es una decisión del club que me lo ofrezcan o no.

-¿Seguiría con Luis Helguera como secretario técnico?

-Si hay un planteamiento, lo hablaremos. Creo que ha sido un acierto contar con Luis. Está demostrando lo profesional que es. Tenemos muchas cosas en común y estoy contento.

Fotos

Vídeos