https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

«En trabajo y capacidad, nadie va a ganar a Paco López. Es un acierto del Levante»

José Luis Oltra, durante un partido del Granada esta temporada. / alfredo aguilar
José Luis Oltra, durante un partido del Granada esta temporada. / alfredo aguilar

José Luis Oltra, entrenador del Granada, era el último valenciano en sentarse en el banquillo granota y ahora cede el testigo al de Silla: «Tendrá un plus de sentimiento»

Alberto Martínez de la Calle
ALBERTO MARTÍNEZ DE LA CALLEValencia

13 años después, un valenciano se vuelve a sentar en el banquillo del Levante. Paco López toma el testigo de José Luis Oltra, quien dirigió la primera plantilla granota en 2005 y actualmente lidera el proyecto del Granada. Desde la capital nazarí, celebra la apuesta realizada por la entidad de Orriols. Y es que el de Silla se estrenará como entrenador de la máxima categoría el sábado.

-Paco López toma el relevo en cuanto a técnicos valencianos en el Levante. ¿Cómo le sienta?

-Paco, igual que me pasó a mí, vamos a tener siempre un plus de sentimiento. Todos los entrenadores van a querer, por su propio interés, que las cosas vayan bien. Pero si además tienes un plus de sentimiento como es el caso de Paco o mío, que llegamos a ser futbolistas de la entidad, siempre vas a tener más interés si cabe que cualquier otro.

-¿La apuesta por Paco puede llegar a verse como un marrón?

-Nunca es un marrón, siempre es una oportunidad que puede salir bien o mal. Las circunstancias no son las ideales ni las que soñamos. Yo en su momento entré porque se destituyó a Schuster. Muñiz también me parece un gran entrenador y había hecho un gran trabajo, pero las cosas no han salido como él esperaba. Para Paco es una oportunidad. Creo que es un acierto del club porque es una persona preparada, cualificada, con ilusión y estaba trabajando para que le llegara una oportunidad de este tipo y seguro que la va a aprovechar. Las valoraciones se hacen en función del resultado, pero trabajo, capacidad y preparación no le van a faltar.

-Toma las riendas del primer equipo granota sin haber pasado antes por Primera. Y su experiencia en Segunda se limita a cuatro partidos. ¿Eso supone un riesgo?

-La única cuestión es si tiene capacidad o no. Y él la tiene. Experiencia también tiene, porque ha estado en 20.000 equipo de futbolista y entrenador. E ilusión. ¿Qué experiencia tenía Pep Guardiola cuando cogió el Barcelona en Primera División? Venía de entrenar un año en Tercera. Y lo ganó todo. Los resultados son los que van a decirlo. En trabajo, a Paco no le va a ganar nadie. Y en capacidad, tampoco le va a ganar nadie.

-¿Le llega esta oportunidad más tarde de lo que merecía?

-Cada uno tenemos una trayectoria en función de las circunstancias y lo importante es que entrenar en Primera no te lo regalan y no es sencillo. Ahora es un privilegio. Hay gente que jamás llega a tener esta oportunidad. Él la tiene ahora y espero que se consolide. Ha buscado entrenar más arriba en muchos momentos y, por las circunstancias, no ha podido.

-¿Qué cambios puede introducir en la filosofía del equipo granota?

-Cuando llegamos a los sitios, todos intentamos implantar algún matiz dentro de una idea que puede funcionar. Cuando se produce un cambio, no se hace para seguir con lo mismo, sino para modificar el estado de ánimo, la gestión del grupo, el aspecto táctico, el aspecto físico... Paco le va a dar su propia idea. Ha estado en el filial y he estado pendiente del primer equipo seguro. Tomará buenas decisiones. Dará su matiz al grupo, que es bueno, y al trabajo que ya había hecho Muñiz, que en muchos casos seguramente es fantástico.

-Paco y usted se conocen desde hace varios años. ¿Cómo es su relación?

-Jugamos juntos en el Mestalla. Fue a finales de los años 80, con Carlos Simón como entrenador. Ya no volvimos a coincidir, pero nunca he perdido la relación con Paco. Es de esas personas que valen la pena y hablamos bastante de fútbol y aspectos personales. La semana pasada hablé con él. Tenemos una relación muy cercana.

-¿Qué le parecía como jugador?

-Él era un punta muy vivo, muy listo, con mucho trabajo y que tenía gol. También podía jugar en banda izquierda porque era zurdo, pero donde jugaba bien era arriba. Yo jugaba en el mediocampo. Luego él fue al Castellón, al Hércules... Yo llevé otra trayectoria y estuve más tiempo en el Yeclano. Jugamos en contra, pero ya no volvimos a coincidir.

-Usted sustituyó a Schuster en el tramo final de la temporada 2004-05, aunque no consiguió el milagro de la permanencia. Pasó del filial al primer equipo. ¿Hay paralelismos con el salto de Paco López?

-A mí me quedaban sólo cuatro partidos en un calendario muy complicado, contra Albacete, Barcelona, Valencia y Villarreal. Los dos somos valencianos, los dos habíamos jugado en el Levante y los dos sustituimos a un entrenador de prestigio con malas dinámicas. Pero a Paco le quedan 11 partidos. Lo va a hacer fenomenal.

-¿Qué tal le va en el Granada?

-Bien. Ahora mismo, con opciones absolutamente de todo. Estamos en la pelea y todavía puede pasar de todo. Tengo medios, plantilla y afición. A ver si podemos lograr el objetivo y que el año que viene haya un Levante-Granada en Primera.

Fotos

Vídeos