https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El termómetro de Butarque

El termómetro de Butarque

«El partido contra el Leganés es una oportunidad, está todo muy igualado» | Paco López avisa del peligro del Leganés pese a sus malos resultados, resta importancia a su renovación y destaca la aportación de Morales

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZA

Butarque será un termómetro para el Levante. Determinará si llega al segundo parón de la temporada en óptimas condiciones o ha de contrarrestar el primer catarro del curso. «La Liga está muy igualada y todos vamos a pasar lamentablemente por malos momentos. Les sucede incluso a los grandes», señaló ayer Paco López, que en la comparecencia previa no escondió el bulto y admitió la importancia del partido de mañana (13 horas) contra el Leganés: «Tenemos una buena oportunidad de irnos a 11 puntos, de empezar a marcar distancias y de ganar fuera de casa...».

El entrenador del Levante alertó de que es engañosa la situación del Leganés en la clasificación, aunque sí reconoció que la ansiedad del conjunto madrileño puede ser un factor que determine el partido: «Hemos visto que pudieron llevarse la victoria contra el Valencia en la última jugada. Tienen el mismo entrenador y casi la misma plantilla, han merecido ganar algún partido. No me dice nada la clasificación. Insisto en que está tan igualado que vamos a ver vaivenes de todos».

El entrenador granota espera un Leganés fuerte por arriba, que aproveche las segundas jugadas y que explote el contragolpe. No quiso extenderse en analizar si la baja de Hernani, justo cuando el portugués había entrado en el equipo y a un alto nivel, ha supuesto un duro revés a la hora de preparar el choque: «Desde el lunes ya trabajamos en otras alternativas, eso está olvidado. Debe servirnos para aprender y que no nos suceda otra vez».

Tampoco sabrá hasta hoy Paco López si puede contar con Postigo, que ayer no se entrenó al mismo ritmo que el resto de sus compañeros por unas molestias musculares. «El miércoles sufrió unas molestias en el aductor que hasta el último momento no sabemos si le van a permitir estar», indicó el técnico. Quien seguro que no estará es Rubén Pérez, uno de los puntales del centro del campo del Leganés, que será baja entre uno y dos meses: «No creo que sea relevante porque tienen gente de nivel para suplirlo», indicó.

Más tranquilo aún está Paco López sobre su renovación: «Está encaminada, pero ahora mismo eso es lo menos importante». Respecto a Morales, el entrenador se mostró en desacuerdo sobre las apreciaciones de que su nivel en este inicio de Liga es discreto: «Nos ha mal acostumbrado por todo lo que hizo la campaña pasada y la anterior. Si fuera capaz de mantener siempre ese nivel estaríamos hablando de un futbolista de un equipo top».