https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Una semana para fichar a Koné

Arouna Kone durante su paso por el Levante UD, en 2012. /
Arouna Kone durante su paso por el Levante UD, en 2012.

Los granotas han subido la oferta a más de un millón, pero consideran que el obstáculo está en los cambios de criterio de la entidad turca |El Levante define el plazo para cerrar el acuerdo con el Sivasspor por el marfileño

ALBERTO MARTÍNEZ

valencia. El Levante no arroja la toalla. Sigue peleando con fe para fichar a un futbolista que ya dejó huella en Orriols: Arouna Koné. El tira y afloja continúa en marcha, aunque la paciencia de los dirigentes granotas se agotará pronto. Tanto es así que ya han fijado un plazo para que se pueda materializar el regreso del costamarfileño. Si la presente semana finaliza sin que la operación se haya desbloqueado, la dirección deportiva se lanzará a por otras de las opciones en las que también trabaja. Pretende evitar los riesgos de perder a alguna de las alternativas que hay sobre la mesa.

Las negociaciones con el Sivasspor no están resultando sencillas debido a la volatilidad de sus dirigentes. En algunos momentos, el Levante ha llegado a ver cerca el acuerdo, pero han acabado surgiendo obstáculos. Y es que la entidad turca se está resistiendo a desprenderse de su futbolista más determinante.

De esta forma, el Levante entiende que el problema actual no reside en la propuesta económica, sino en que el Sivasspor tome una posición definitiva sobre si está dispuesto o no a traspasar a Koné. Su criterio ha dado giros. Una situación en la que también influye la búsqueda de un sustituto, ya que el club otomano considera prioritario encontrar en el mercado un ariete capacitado para tapar el vacío dejado por el africano.

El atacante fue titular en un amistoso del equipo turco, que vuelve a la competición el domingo Si esta semana no se cierra la operación, los azulgranas se lanzarán a por las alternativas

El Levante ha ido incrementando su oferta a lo largo de los últimos días. La última propuesta es superior al millón de euros. Y en Orriols no son partidarios de realizar un esfuerzo mucho mayor por un futbolista que, pese a que hizo historia con la camiseta azulgrana, ya tiene 34 años y procede del fútbol turco. Y es que cabe recordar que el pasado verano aterrizó con la carta de libertad en el Sivasspor. Durante la presente temporada, el atacante ha olvidado los numerosos problemas de rodilla que ha arrastrada en cursos anteriores. Ha disputado 17 partido como titular y ha marcado ocho goles. Se siente bien físicamente y tiene el firme deseo de volver al Ciutat de València. Su postura está sirviendo como medida de presión dentro de la negociación.

Pero la espera del Levante no va a ser eterna, ya que pretende cubrirse las espaldas. Hay alternativas que pueden escaparse si los dirigentes dedican excesivo tiempo a la lucha por Koné. Los granotas han establecido esta misma semana como plazo para cazar al delantero marfileño. En caso de no lograrlo, centrarán sus esfuerzos en otros de los nombres que figuran en la lista.

Precisamente, Koné formó parte del once inicial configurado por el entrenador del Sivasspor, Samet Aybaba, para el amistoso disputado ayer contra el Tobol. Este mismo fin de semana se retoma la Superliga turca tras un parón de un mes. El conjunto al que pertenece el africano recibe al Akhisar el domingo.

Koné atraviesa un buen estado de forma, aunque cabe recordar que su etapa en la Premier League terminó de una manera amarga. Durante la temporada 2011-12, el africano marcó una época en el Levante, ya que se convirtió en el máximo goleador de la historia del club en una misma temporada en Primera. Firmó ni más ni menos que 15 tantos en Liga y se apartó en las últimas jornadas para sortear su renovación automática con el Sevilla.

Tras aquel curso, el Wigan pagó cinco millones por su fichaje. Al año siguiente, recaló en el Everton, donde permaneció hasta 2017 y sólo jugó 72 minutos durante la última campaña. Los problemas de rodilla mermaron su rendimiento.

El Levante tiene abiertas otras alternativas en el mercado, como Leonardo Ulloa o Felipe Caicedo, pero tampoco resultan sencillas. El técnico granota, Juan Ramón López Muñiz, se encomienda de momento a Roger Martí. Todo apunta a que el de Torrent, ya recuperado de la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierdo, entrará en la convocatoria para el encuentro del sábado frente al Villarreal.

El equipo azulgrana necesita gol. En función del desembolso que se acabe realizando por el fichaje del delantero, el club se planteará la posibilidad de incorporar un mediapunta que aporte más verticalidad.

Más

Fotos

Vídeos