https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Levante UD

Una salvación con síntomas de encarecerse

Una salvación con síntomas de encarecerse

La permanencia suele cotizarse en un mínimo de 40 puntos cuando el campeón de Liga consigue menos de 90 | La derrota del Barcelona en Leganés avisa de que los aspirantes al título van a fallar más frente a equipos que aspiran a evitar el descenso

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

76 puntos. Esa es la cifra con la que el Sevilla se proclamaría campeón de Liga en mayo si se mantiene la proyección de las ocho primeras jornadas. Sería el título más barato desde 2007, cuando se coronó el Real Madrid. Aquel año, el Athletic necesitó alcanzar los 40 puntos para evitar el descenso, puestos que ocuparon el Celta (39), la Real Sociedad (35) y, ya más descolgado, el Nàstic (28).

Las cuatro decenas es la cifra con la que suelen trabajar los equipos, como el Levante, que al inicio del campeonato fijan su objetivo en la permanencia. En las últimas ediciones, sin embargo, sólo el Almería necesitó alcanzar en 2014 los 40 puntos para evitar el descenso. La temporada pasada el Leganés llegó a 43, pero los tres que bajaron (Deportivo, Las Palmas y Málaga) no alcanzaron la treintena.

La última década se ha caracterizado por ligas en las que Barcelona, Real Madrid y Atlético han fallado muy poco. Para ganar el campeonato había que llegar a los 90 puntos, e incluso los dos grandes alcanzaron los 100, en una ocasión cada uno de ellos. Apenas perdían o empataban y entre los equipos que aspiraban a salvarse hasta se acostumbraba a forzar quintas amarillas en la jornada anterior.

Esto parece que ha cambiado en una Liga en la que todo está mucho más igualado. De hecho, entre el líder (el Sevilla) y el colista (el Huesca), sólo hay once puntos de distancia. A la llegada al segundo parón de selecciones de la temporada ya no hay equipos invictos, algo que no sucedía desde hace una década.

«El esfuerzo no se negocia. No hay partido de Liga este fin de semana, pero el trabajo debe ser máximo», afirmó ayer Toño en las redes sociales. Plantillas como la del Levante tienen más que interiorizado que esta temporada deberán apretar los dientes. El Leganés ocupa puesto de descenso, pero ganó al Barcelona (2-1). Esto sirve como aviso de que los modestos, sobre todo en casa, se van a envalentonar frente a los transatlánticos.

«Casi nadie apuesta por el Levante en el Bernabéu, pero si confiamos en nosotros..», desliza Rochina

El propio Levante no renuncia a pescar en el Bernabéu en medio de la crisis del Real Madrid que ha puesto la soga en el cuello de Lopetegui. «Es un partido en el que no tenemos nada que perder. Creo que evidentemente casi nadie va a apostar a que vayamos a sacar algo positivo, pero confiando en nosotros mismos y haciendo el trabajo que venimos haciendo siempre es importante sacar algo positivo», deslizó ayer Rochina en declaraciones difundidas por el club.

Paco López ha preparado a los suyos por si la Liga ha vuelto a los campeonatos de principio de siglo, donde el vencedor oscilaba entre los 75 y los 85 puntos y la salvación se cotizaba por encima de los 40. Tras ocho jornadas, la proyección es hacia títulos baratos. Eso sí, realizando la misma regla de tres, el Leganés bajaría a Segunda con 33.

Fotos

Vídeos