https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Las salidas condicionan el mercado del Levante

Dwamena, en un entrenamiento. / a. benetó/lud
Dwamena, en un entrenamiento. / a. benetó/lud

Dwamena y Doukouré son los jugadores más descontentos con su rol en el equipo y buscan un destino para disputar en verano la Copa de África Varios futbolistas con pocos minutos quieren irse en enero

JOSÉ MOLINS VALENCIA.

Esta va a ser la primera vez en mucho tiempo que el Levante llegue al mercado de invierno sin una necesidad imperiosa de reforzar su plantilla. La buena marcha del equipo, sexto clasificado, en posiciones de Europa League y con un margen de ocho puntos sobre el descenso, da tranquilidad. Aún no ha habido una reunión formal de la dirección deportiva con el entrenador para preguntar si el técnico tiene alguna petición para mejorar una posición determinada. Y eso que sólo faltan 19 días para el inicio del plazo de fichajes.

Pero sí hay una circunstancia que va a condicionar el desarrollo del mercado granota. Se trata de las salidas. Hay varios futbolistas que están teniendo pocos minutos y se encuentran descontentos con su situación, por lo que buscan una salida a otro club en enero que les permita tener minutos y revalorizarse. Las bajas que hayan obligarán al Levante a cubrir sus plazas con otros jugadores y moverse rápido.

Este próximo año la Copa de África cambia de fechas y ya no se disputará en enero, sino entre junio y julio. Eso provoca que los jugadores africanos del Levante quieran hacer una buena segunda vuelta para poder estar en el torneo, y la falta de minutos con Paco López les cierra las puertas. En concreto Raphael Dwamena y Cheick Doukouré son dos de los principales casos. Ambos están buscando marcharse en enero para que les permita disponer de minutos en otros equipos.

El delantero ghanés fue este pasado verano el segundo fichaje más caro de la historia granota, con un coste superior a los seis millones de euros, pero no tiene sitio. Sólo ha jugado 58 minutos en la Liga y los dos encuentros de Copa, en los que marcó un gol. Se ha quedado varias veces fuera de la convocatoria, como ocurrió el pasado sábado ante el Eibar, y tanto Roger como Mayoral y Boateng están por delante de él. Su caso únicamente pasa por una cesión para que se revalorice, siempre que el Levante encuentre en el mercado un sustituto de nivel y lo deje marchar hasta junio.

Por su parte, el mediocentro marfileño firmó en 2017 como granota y tiene contrato hasta 2021, pero sus numerosas lesiones (ahora no acaba de recuperarse de la última) y su escasa aportación cuando se ha encontrado en condiciones no juegan a su favor. Sólo lleva 150 minutos en la Liga y el partido completo de la Copa en Lugo. Pero las múltiples opciones que tiene el entrenador para su posición, con Campaña, Bardhi, Rochina, Prcic e incluso Vukcevic y el canterano Manzarana, le dejan complicado el panorama.

Ni el cuerpo técnico ni la dirección deportiva azulgrana se muestran partidarios de prescindir en enero de ningún futbolista de la plantilla, pero son conocedores de que hay algunos casos, como son estos, que se quieren marchar porque no juegan. Si eso ocurre, deberán decidir si cubren la ficha que dejen libre con un jugador de la misma posición o la emplean para reforzar otra zona que lo necesite más, como es el caso de un defensa central.

También Boateng y Moses Simon pueden disputar la Copa de África, pero el entrenador cuenta más con ambos y en principio no se les permitirá salir en enero. Y aunque no vaya a disputar ese torneo, también resulta espinoso el caso de Vukcevic, fichaje más caro de la historia, que no se está acoplando al estilo de juego del equipo, aunque no ha manifestado que quiera irse. Además, Samu García estará lesionado hasta mitad de enero, pero la voluntad es buscarle una salida.

Más