https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Rubén García: «He encontrado un entorno que me ha favorecido para rendir al máximo»

Rubén García, firmando autógrafos en su regreso a Gijón la pasada campaña. / ARNALDO GARCíA
Rubén García, firmando autógrafos en su regreso a Gijón la pasada campaña. / ARNALDO GARCíA

«Siempre prioricé terminar bien con el Levante por todo lo que significa para mí», dice el de Xàtiva, que se enfrenta por primera vez al conjunto granota

ALBERTO MARTÍNEZVALENCIA.

Rubén García destaca la tranquilidad con la que vive en Pamplona. Este verano, al ser traspasado por el Levante a Osasuna después de un año de cesión, el futbolista valenciano decidió mudarse a una casa con más jardín. Quería que sus tres perros gozasen de una mayor comodidad. «Y tengo cerca el monte para poder desconectar», comenta el de Xàtiva, quien saborea una etapa que le ha ayudado a madurar.

-Mañana se enfrentará por primera vez al Levante y lo hará en el Ciutat de València. ¿Será un encuentro especial para usted?

-Sin duda. Es la primera vez que voy al Ciutat como visitante. El año pasado viví el hecho de volver a Gijón después de haber estado sólo un año en el Sporting y ya me sentí un poco raro. Ahora, al regresar al Ciutat después de haber vivido todos los años que he estado allí, voy a sentirme raro, pero también con la ilusión de volver en una etapa nueva para mí que afronto con muchísima ilusión.

-¿Qué recibimiento espera?

-El pasado verano, más allá de lo que pudiese pasar con mi futuro, siempre prioricé terminar bien con el Levante por todo lo que significa para mí. He tenido la suerte de ser un aficionado más en el Ciutat, de ser uno más en la cantera y luego de debutar. Por eso será un partido especial. Y espero que la gente también lo valore así para mí. Yo estoy encantadísimo de volver allí e intentar en este caso ayudar al equipo contrario. Osasuna también se ha ganado mi cariño y cada vez lo quiero más. Eso hará que compita al máximo.

-¿Ya ha hablado con algún amigo suyo del Levante?

-Mantengo contacto con muchos, pero sobre todo con Roger y Toño. Esta semana Roger me ha dicho que le guardara la camiseta. Hablo con gente de la directiva, del cuerpo médico... Mantengo mucha relación con ellos. Tengo amigos y una vida allí por el entorno.

-¿Si marca qué pasará?

-Soy partidario de que cada gol hay que celebrarlo. En este caso, evidentemente, no me va a salir celebrarlo por el club que es. No celebrar lo más bonito del fútbol es una pena, pero en este caso no me va a nacer celebrarlo en el Ciutat.

-En 2017 salió del Levante para marcharse cedido al Sporting y la pasada temporada jugó a préstamo en Osasuna, que finalmente ha pagado tres millones de euros por su traspaso. ¿En qué ha cambiado durante todo este tiempo?

-He notado un cambio muy grande a nivel de madurez. El año que salí cedido al Sporting fue muy especial para mí y crecí mucho a nivel futbolístico. Y a nivel personal también he madurado mucho. Y eso es clave para ser mejor jugador. A veces no valoras tanto lo que tienes y ahora te das cuenta de lo que realmente cuesta.

-¿Gozar de más libertad dentro del campo le ha ayudado a brillar?

-Ahora estoy participando más en la posición en la que más jugué en el Levante. Al principio me vino muy bien porque fue muy debut y el míster, Juan Ignacio, me pedía mucho trabajo defensivo y llegada arriba. Era joven, tenía esa vitalidad y encajé muy bien en el equipo. Es verdad que a medida que fueron cambiando los entrenadores había situaciones más difíciles y yo no acabé de encontrar a nivel táctico esa libertad. Hace dos años en Gijón la encontré con Baraja. Tanto en la segunda parte de la Liga en el Sporting como el año pasado en Osasuna jugando de mediapunta encontré mi mejor versión porque a nivel táctico tenía muchísima libertad y los entrenadores me transmitieron muchísima confianza. El estado de ánimo de un futbolista es clave. Una de las razones de volver a Osasuna fue que Jagoba Arrasate me transmitiese tanta confianza.

-¿Cómo es su vida en Pamplona?

-Muy tranquila. He encontrado un entorno que me ha favorecido mucho para poder rendir al máximo.

-¿Le costó mucho tomar la decisión de salir del Levante y marcharse traspasado a Osasuna en el pasado mercado estival?

-El año pasado estuve muy contento en Osasuna y eternamente agradecido por el cariño de la afición y los compañeros. Pero yo tengo mi familia en Valencia. Acaba la temporada y tienes un mar de dudas porque no es fácil. Y había una situación contractual que no dependía mucho de ti. Tenía que parar un poco y esperar para ver cómo surgían las cosas. Osasuna puede intentar pelear por mí y el Levante me comunica que cuenta conmigo. Valoras todo, sobre todo cómo estuve aquí el año pasado a nivel de importancia y felicidad en el campo. Uno tiene que tomar una decisión. Evidentemente es una de las más difíciles que he tenido que tomar hasta ahora por no decir la más difícil. Pero lo mejor para mí a nivel futbolístico era esto. Tenía un sentimiento por el Levante y por estar cerca de mi familia, de mi abuela y de todo mi entorno en Valencia, pero también creo que a nivel personal me podía venir mejor estar aquí centrado totalmente en el fútbol. Creo que he acertado. Pero siempre estaré muy agradecido al Levante.

-¿Lo único que podría haber provocada que se quedara en Orriols hubiese sido que el técnico del Levante, Paco López, le hubiese convencido de que iba a ser una pieza importantísima?

-Tuve contacto con Paco y me mostró su interés y que creía que podía ser importante. Pero en Osasuna tenía una confianza ganada del entrenador después de haber estado un año con él. Y en el Levante tenía que empezar a ganarme la confianza de Paco. Paco me transmitía muy buenas sensaciones, es muy transparente y creo que es el mejor entrenador que puede tener el Levante ahora.

-¿Es una pena que un canterano no haya encontrado esa continuidad?

-Una pena no. Ojalá fuera todo tan fácil. El fútbol tiene eso. Son situaciones que hay que vivir y asimilar y lo bueno es que se hacen las cosas bien. Todos querían hacerlo por las buenas. Por las tres partes, todos salimos muy contentos.

-¿Cómo ve al Levante y Osasuna?

-Ojalá los dos equipos estemos salvados cuanto antes. Somos dos equipos bastante intensos y muy ofensivos. El Levante juega con un sistema de juego más atrevido en la salida de balón y para intentar ser más protagonistas. Nosotros no tenemos tanta posesión, pero sí somos muy verticales y presionamos arriba al rival. Puede ser un partido muy bonito para el aficionado. El Levante, jugador por jugador, tiene una calidad envidiable.

-¿Deja abierta la puerta de regreso?

-Estoy muy agradecido a Osasuna por el esfuerzo que ha hecho para que pueda estar aquí y ojalá esté mucho tiempo. Me desvinculé del Levante de la mejor forma posible porque entendía que el club que me había dado la oportunidad de ser futbolista se merecía el mayor respeto. Nunca se sabe lo que podrá pasar en el futuro.