https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Rubén Castro para acompañar a Koné

Rubén Castro celebra el gol que marcó el lunes durante el partido entre el Betis y el Leganés. /EFE/José Manuel Vidal
Rubén Castro celebra el gol que marcó el lunes durante el partido entre el Betis y el Leganés. / EFE/José Manuel Vidal

Los azulgranas tienen un acuerdo hasta 2019 con el ariete del Betis y buscan una argucia legal para ficharlo

Alberto Martínez de la Calle
ALBERTO MARTÍNEZ DE LA CALLE

El Levante no va a escatimar recursos para dar un salto de calidad antes de que acabe el mercado invernal. Hay preocupación en Orriols, tal y como quedó patente ayer. El consejo de administración del club se reunió de urgencia a primera hora de la tarde con tal de analizar la situación deportiva y las negociaciones que están en marcha. El cónclave sirvió para alimentar la confianza en que los fichajes aportarán las soluciones buscadas. Teniendo en cuenta los dramáticos números ofensivos del conjunto granota, el objetivo consiste en incorporar dos atacantes. Aparte de Arouna Koné, la dirección deportiva trabaja a fondo con la intención de pescar a Rubén Castro, aunque se trata de una operación especialmente compleja.

Y es que Rubén Castro se encuentra en una tesitura peculiar. Después de una cesión de cinco meses al Guizhou Hengfeng Zhicheng, el delantero canario regresó al Betis y el lunes reapareció sobre el césped. Quique Setién le dio los últimos 15 minutos en el partido contra el Leganés y el veterano futbolista respondió marcando el gol de la victoria desde los once metros. Sin embargo, su breve participación supone un gran obstáculo en su camino hacia el Ciutat de València.

Al jugar el lunes con el Betis, Rubén Castro ya ha competido con dos equipos diferentes durante una misma temporada. Y la normativa impide hacerlo en un tercero. De esta forma, tanto el delantero como el Levante han realizado las consultas necesarias con la esperanza de encontrar un vacío legal.Durante su etapa en el Guizhou Hengfeng Zhicheng, ha estado inscrito en la Superliga China, que pertenece a la Confederación Asiática de Fútbol. Mientras tanto, la Primera División española se encuentra bajo el paraguas de la UEFA. Al tratarse de competiciones enmarcadas en federaciones internacionales, Rubén Castro confía en que no se tenga en cuenta su presencia en el torneo oriental. Existe algún antecedente que invita al optimismo.

El Levante intenta hallar una fórmula legal que le permita incorporar al futbolista canario, de 36 años. Los azulgrana pretenden que llegue a Orriols con la carta de libertad bajo el brazo, ya que su contrato finaliza el 30 de junio. Pero cabe recordar que el canario se alza como toda una institución en el Betis. Con su gol ante el Leganés, ya se encuentra a sólo un tanto de igualar a Poli Rincón como máximo goleador histórico del conjunto verdiblanco en Primera. El madrileño alcanzó los 78.En su contrato con el Betis, se contempló la opción de prolongarlo hasta 2019 siempre que disputase un mínimo de partidos este curso, pero ya resulta imposible llegar a tal cifra. La entidad andaluza se resiste a garantizarle otro año de relación, por lo que el jugador prefiere cambiar de aires. Y su acuerdo con el Levante ya está cerrado. En caso de aterrizar en Orriols, Rubén Castro se comprometería para lo que resta de temporada y una más siempre que el equipo lograse la permanencia. De lo contrario, quedaría libre.

Otro de los delanteros por los que el Levante está pujando es Loïc Rémy. El entrenador de Las Palmas, Paco Jémez, no desea contar con el francés dentro de su vestuario, por lo que le ha apartado. Una decisión que ha ocasionado un conflicto interno, ya que el presidente del conjunto canario, Miguel Ángel Ramírez, insiste en que el técnico reintegre al futbolista. Las Palmas reconoce que ha recibido una jugosa oferta del Levante, pero ha sido rechazada. El club amarillo insiste en que no está por la labor de reforzar a un rival directo por la permanencia, aunque la voluntad de Rémy resultará clave. También maneja ofertas del extranjero.Sin embargo, la principal misión es lograr el retorno de Arouna Koné. El delantero marfileño va a continuar con sus medidas de presión al Sivasspor durante las próximas, ya que tiene el firme deseo de retirarse en Orriols. El Levante ha ofrecido más de un millón de euros por su traspaso y confía en que el viernes se pueda desbloquear la operación.El Levante, tras la venta de Langerak, dispone de unos cinco millones para fortalecer el equipo en el mercado de invierno. Y no se descarta la llegada de un central. Ayer, tal y como avanzó LAS PROVINCIAS en su web, el consejo de administración se reunió durante más de dos horas. El encuentro, que acabó sobre las 16:30, sirvió para analizar la delicada situación deportiva y las negociaciones abiertas, aunque no se debatió sobre la figura del entrenador, Juan Ramón López Muñiz.

Fotos

Vídeos