https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El regreso a donde todo cambió

Roger celebra su gol en el Bernabéu. / EFE/Rodrigo Jiménez
Roger celebra su gol en el Bernabéu. / EFE/Rodrigo Jiménez

El pasado 20 de enero el delantero del Levante marcó y lloró tras su larga recuperación, pero ahora llega a La Cerámica como sexto máximo goleador | Roger reapareció tras su lesión en Vila-real, donde mañana vuelve como un ídolo

JOSÉ MOLINS VALENCIA.

La historia de Roger Martí es la de un luchador. Nunca se ha rendido y ahora disfruta las mieles del destino con el mejor momento de su carrera como máximo goleador del Levante y sexto de toda la Liga. Pero para ello tuvo que levantarse de una grave lesión. De esas que pueden dejar en el camino a algún futbolista. Se recuperó y marcó en su regreso a los terrenos de juego. Fue en Vila-real. Allí renació el 'pistolero' granota. Y allí vuelve mañana, convertido ahora en el 'nueve' demoledor que siempre quiso ser. A base de trabajo y constancia.

Su temporada para el ascenso del Levante fue fantástica, se había ganado al fin el puesto de delantero de referencia en el equipo donde se forjó en la cantera. Pero en la pretemporada, el 22 de julio de 2017, se rompió el ligamento cruzado de la rodilla. Decía adiós a ese sueño, otra vez se le cerraban las puertas de Primera División. Concienciado desde el primer día y sin perder las ganas ni la fuerza en su larga recuperación, el pasado 20 de enero volvía a pisar el césped en partido oficial.

El estadio La Cerámica fue el escenario. Roger disputó los 27 minutos finales y se atrevió a lanzar un penalti en el último minuto. Lo marcó y al recoger el balón no pudo evitar emocionarse. Lágrimas del sufrimiento que había superado durante seis meses.

Ese día supuso su regreso definitivo y desde entonces no ha perdido su condición de delantero de referencia levantinista. Marcó dos goles más, ambos decisivos, en aquella segunda vuelta. Pero su explosión ha llegado en este inicio de temporada. Se siente importante, feliz, y sus seis goles en diez partidos le colocan entre los máximos artilleros de la máxima categoría, y el segundo mejor español tan solo por detrás de Iago Aspas.

Mañana regresa a La Cerámica, nueve meses y medio después, pero su vida ha cambiado totalmente. Todo ese esfuerzo valió la pena. Ahora es uno de los líderes, tanto dentro como fuera del campo, de un Levante que lleva ya cuatro victorias seguidas y que sueña con repetir las gestas de la época de Juan Ignacio Martínez, el entrenador que le hizo debutar en la élite.

Ha marcado dos tantos en las dos últimas jornadas, en el Bernabéu para la histórica victoria ante el Real Madrid y la semana pasada, con el que abrió el camino del triunfo contra el Leganés. Si vuelve a ver puerta frente al Villarreal será el tercer encuentro consecutivo que lo consiga, como ya hicieran Arouna Koné en la 2011-12 y José Luis Morales entre abril y mayo de la pasada temporada. Con el madrileño está formando una pareja que quiere derribar todos los muros de la historia del Levante, y si ambos continúan a este nivel, lo lograrán.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos