https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Quico Catalán niega que le llamaran para advertirle

A. G. / EFEVALENCIA.

Quico Catalán, presidente del Levante, aseguró ayer que no recuerda haber recibido en los días previos al partido bajo sospecha una llamada del entonces vicepresidente de LaLiga, Javier Tebas, para advertirle de esa posibilidad. Esta versión contradice la de Tebas quien aseguró al juez que se puso en contacto con el dirigente valenciano tras recibir una llamada de Augusto Cesar Lendoiro, entonces presidente del Deportivo de La Coruña, en la que le transmitió que el Zaragoza había comprado el partido. El equipo gallego dependía del resultado en el Ciutat de València para mantener la categoría. Finalmente, descendieron. Pero Catalán no recuerda aquello: «Se lo he dicho alguna vez: 'Javier, no recuerdo nada de eso'. Catalán afirmó que si hubiera recibido esa llamada, su forma de proceder habría sido diferente. «Le puedo garantizar que como presidente y máximo responsable como mínimo habría tenido una reunión con mis capitanes y con la plantilla y les habría trasladado que bajo ningún concepto eso podía ocurrir», indicó. Más tarde, cuando se destapó el caso, habló con los jugadores y le aseguraron que era falso.

La jornada continuó con el testimonio del padre de Ander Herrera, exdirector deportivo del club maño. «Con mi hijo no hablaba de estos temas. Cuando cumplió 18 años le busqué un asesor deportivo y uno jurídico». El joven deportista indicó la semana pasada que cuando recibió el dinero por transferencia para que lo devolviera no lo comentó en casa. Tenía 20 años.