https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El puzle defensivo, a la espera del último empujón

Coke Andújar. / EFE/Biel Aliño
Coke Andújar. / EFE/Biel Aliño

El Levante trabaja para zanjar la continuidad de Coke, Cabaco y Róber, aunque también busca un central de jerarquía

ALBERTO MARTÍNEZ

valencia. El Levante se ha propuesto reforzar todas las líneas del equipo. Sin embargo, antes de lanzarse al mercado en busca de un salto de calidad para la zaga, el club pretende zanjar la continuidad de tres piezas defensivas importantes. El rendimiento de Coke Andújar, Erick Cabaco y Róber Pier ha convencido a la cúpula granota, que trabaja con tal de garantizar su presencia en la plantilla de la próxima temporada. El caso que más inquieta es el del lateral madrileño, ya que el uruguayo y el gallego están atados. Los dirigentes de Orriols tratan de completar el puzle.

Desde hace un año, el Levante busca en el mercado un central de jerarquía. Con autoridad y experiencia. En enero, Tito Blanco tampoco encontró un zaguero que colmase las expectativas. Es una asignatura pendiente. Y el director deportivo granota rastrea el mercado para solventarla este verano.

Durante las últimas semanas, están llegando varios ofrecimientos de centrales a las oficinas de Orriols. Entre ellos, Alberto Botía. El defensa murciano, de 29 años, está libre al finalizar su contrato con el Olympiacos. Formado en el Barcelona, pasó por el Sporting, el Sevilla y el Elche. La dirección deportiva azulgrana prefiere estudiar otras alternativas antes de tomar una decisión.

En Orriols, esperan la respuesta definitiva de Coke y el ascenso del Rayo alimenta la competencia

Previamente, el Levante debe cerrar las conversaciones con Coke, Róber y Cabaco. La entidad azulgrana ya ha decidido ejecutar la opción de compra sobre el central uruguayo, aunque el plazo para dar ese paso concluye el día 30. El coste ascenderá a dos millones de euros.

El club también se ha posicionado respecto a Róber. Los dirigentes cuentan con el gallego para la próxima temporada y el futbolista ya ha elegido seguir en Orriols. Falta que ambas partes alcancen un acuerdo económico. El joven central pertenece al Deportivo, pero una cláusula de su contrato le permite volver a salir cedido a un equipo de Primera debido al descenso del conjunto coruñés. De todas formas, la entidad granota no descarta rascarse el bolsillo para hacerse con la propiedad del jugador.

Más compleja es la situación de Coke. El lateral derecho ha expresado su deseo que continuar en Orriols, donde todavía esperan su respuesta definitiva. El Levante está dispuesto a hacer un esfuerzo económico para fichar al madrileño y todo dependerá de las exigencias del Schalke 04. A la espera una solución, el ascenso del Rayo alimenta la competencia, ya que el cuadro vallecano dejó huella en el futbolista.

Fotos

Vídeos