https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Postigo vuelve a lesionarse

Postigo vuelve a lesionarse

Las pruebas médicas certifican que el central se ha dañado el sóleo de la pierna izquierda durante el entrenamiento

J. M. Valencia

Un nuevo contratiempo para Paco López. Si en la defensa al fin se había aclarado el panorama al recuperar efectivos, ayer de nuevo se volvió a complicar con la lesión de Sergio Postigo. El madrileño tuvo que abandonar el entrenamiento y sufre una microrrotura en el sóleo de la pierna izquierda. Una dolencia que le impedirá jugar el partido ante el Alavés del próximo lunes en Vitoria. El madrileño se acababa de recuperar hace una semana de otra lesión en la pierna derecha, en la que acortó mucho los plazos para reaparecer antes de tiempo. Pero no llegó a jugar ante el Getafe y puede perderse los encuentros que vienen. El periodo de baja será de entre tres y cuatro semanas, por lo que tampoco podrá llegar al duelo de Balaídos ante el Celta ni contra el Real Madrid.

Postigo se tuvo que retirar el pasado 17 de enero en el Camp Nou en el partido de Copa ante el Barcelona, lo que le obligó a perderse los partidos contra el Valladolid y el Sevilla, además de ser suplente contra el Getafe. Su baja desencadenó que el Levante tuviera máxima urgencia para fichar un central, ya que Chema también estaba lesionado, y con el mercado invernal abierto el club logró la cesión de Rubén Vezo por el Valencia.

Precisamente el portugués y la vuelta de Róber Pier tras cumplir su sanción el pasado sábado dan aire en la defensa a Paco López, que podrá contar con tres centrales puros, junto a Cabaco, en Mendizorroza. El de Setúbal cumplió en su debut y se mostró seguro en el centro del trío de defensas. Con la ausencia de Postigo dispondrá de al menos tres partidos para mostrar sus cualidades. El técnico tiene varias ausencias para viajar a Vitoria, porque a la baja del madrileño se le unen los lesionados Toño y Rochina y el sancionado Campaña, todos ellos piezas clave del equipo, lo que obligará al de Silla a hacer cambios en el centro del campo.

El conjunto granota aún no ha conseguido dejar su portería a cero en dos partidos de Liga consecutivos esta temporada y solamente lo logró en diciembre de 2018 tras ganarle al Athletic y vencer en la Copa al Lugo. Pero después encajó 13 goles en cuatro encuentros ante Eibar, Barcelona, Rayo y Girona.

El Levante sufre en defensa y por ello es el equipo más goleado de la Liga con 40 tantos. Pero no sólo eso, sino que también es el que más remates concede al rival, con 426 disparos, mientras que el Alavés es el cuarto en esta clasificación. Los granotas necesitan fortalecer su sistema defensivo para corregir este dato, ya que lideran la tabla en los goles y remates recibidos desde dentro del área, así como los disparos desde fuera. Un chollo para cualquier rival, y que resultaría dramático si no fuera por la eficacia que muestra el equipo para marcar goles, lo que le mantiene undécimo en la Liga.