https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

David contra Goliat esta noche en Valencia

Koke, Pazzini, Fahad, Sadiku, Rochina, Coke e Iván, ayer en el Ciutat de València./JESÚS SIGNES
Koke, Pazzini, Fahad, Sadiku, Rochina, Coke e Iván, ayer en el Ciutat de València. / JESÚS SIGNES

Pazzini va convocado para el duelo de esta noche con el Real Madrid

ALBERTO MARTÍNEZ

Cuestión de supervivencia. Para poder aspirar a la permanencia, el Levante necesitaba reaccionar en los despachos antes de hacerlo sobre el césped. Las maniobras del club en el mercado de invierno iban a resultar clave en la lucha por la salvación. Los dirigentes dieron en hueso al lanzarse a por sus primeras opciones ofensivas y, sobre la bocina, pescaron a Sadiku, Rochina y Pazzini. Fichajes que generan ciertas dudas pero que deberán aportar las ansiadas soluciones en ataque. El delantero italiano se alza como el único de ellos con posibilidades de entrar en escena esta noche, ya que se ha hecho un hueco en la convocatoria para el duelo con el Real Madrid. En cualquier caso, todo apunta a que Roger Martí recuperará la titularidad.

El Levante se encomendará al apoyo de un Ciutat que rozará el lleno. Sin embargo, Orriols no está siendo el fortín de otras temporadas, ya que los azulgrana arrastran más de cuatro meses sin ganar en casa. Concretamente, desde el 21 de septiembre. El entrenador, Juan Ramón López Muñiz, no podrá contar hoy con los sancionados Campaña y Chema.

El conjunto granota, que sólo ha conseguido un triunfo en las últimas 16 jornadas, se ha quedado sin margen de error. En busca de la pólvora perdida, el Levante se ha reforzado con tres hombres de ataque, al margen de Fahad. Todos ellos y el portero Iván Villar fueron presentados ayer.

La negociación con Pazzini, cedido por el Hellas Verona, resultó dura. «No ha sido fácil porque se ha presentado esta ocasión en los últimos días de mercado y tenía que organizarlo todo. Tengo familia y un niño de seis años y había que trasladarle de colegio. El entusiasmo del presidente al demostrarme que soy un jugador importante me ha dado más ganas de venir. Me lo tomo como un desafío. He venido como jugador y no como turista», avisó el italiano. No cierra la puerta a continuar: «Miro el día a día. El objetivo es mantener la categoría. Con el presidente ya he hablado y seguramente más adelante tendremos una charla y veremos el futuro».

Sadiku, quien se definió como «un delantero de área», estaba de pretemporada con el Legia en Benidorm y su fichaje se fraguó rápido: «Fue un contacto de un día. Vino el director deportivo a verme. Por la mañana hablé con él y por la tarde vine y firmé. No lo he dudado». El albanés tenía buenas referencias: «De Biasi me dijo que es un club perfecto para mí».

Rochina, sin competir desde octubre, desconoce cuándo estará listo para debutar. Ha llegado cedido del Rubin, pero ya se ha acordado su traspaso independientemente de la permanencia. El de Puerto de Sagunto, en cambio, se cubre las espaldas: «Voy a estar hasta final de temporada seguro. Y lo que pase después nadie lo sabe. Es una opción que valoro. Ojalá sigamos todos juntos en Primera».

Fahad se encuentra en pleno proceso de adaptación. «No quiero perder la oportunidad de jugar en un club grande como el Levante. Me siento como en casa y me voy a acostumbrar», apuntó el saudí. Iván Villar transmitió su ambición: «Vengo a disputar el puesto a los otros dos porteros y a ponérselo difícil al míster».

Fotos

Vídeos