https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

La pistolera Charlyn Corral

La levantinista Ona Batlle intenta llevarse el balón ante una jugadora del Granadilla Tenerife. / laliga
La levantinista Ona Batlle intenta llevarse el balón ante una jugadora del Granadilla Tenerife. / laliga

El conjunto azulgrana rompe una racha de cuatro partidos sin ganar pese a sufrir al final del encuentro con dos penaltis a favor del Granadilla Tenerife La delantera mexicana marca dos goles y facilita el triunfo del Levante Femenino

EFE BUÑOL.

El Levante Femenino se impuso ayer al Granadilla Tenerife y rompió con una mala racha de cuatro partidos sin ganar tras una gran actuación de la mejicana Charlyn Corral, con dos goles, aunque el equipo insular plantó batalla hasta el final con dos tantos de penalti.

El Levante saltó al campo dispuesto a dominar el ritmo del partido y con el juego volcado por la banda derecha con Eva Navarro. Un robo suyo le permitió colocar un buen centro al área que remató a gol Alharilla en el primer disparo del choque y con solo seis minutos jugados.

El gol del Levante confirmó la intención ofensiva del equipo local desde el primer minuto, mientras que en el Tenerife solo Koko inquietaba a la defensa rival, aunque sin ocasiones claras para su equipo.

Pero el equipo insular insistió en ataque. Primero con un buen disparo de Llamas que desvió la guardameta Paraluta a saque de esquina y después con la mejor ocasión de la primera parte para el Tenerife con un lanzamiento de Joyce al larguero (m.36).

El descanso le vino bien al Levante, que había visto como su rival mejoraba sus prestaciones conforme avanzaba el choque. El guión de la segunda parte fue un calco del inicio, ya que el equipo de Kino García demostró su pegada con un gol de Charlyn al contragolpe al poco de empezar.

Solo tres minutos después, la internacional mejicana anotaba su decimoctavo gol de la temporada en otro contraataque culminado con calidad tras regatear a la guardameta del Tenerife.

Sin embargo, el cuadro tinerfeño se metió de lleno en el partido con dos goles de penalti de Mari Jose en apenas dos minutos y todavía faltaba casi media hora para el final. Pudo empatar el Tenerife en la siguiente jugada, pero Paraluta despejó un peligroso disparo de Martín Prieto.

El Granadilla Tenerife buscó el empate sin cesar hasta el final, pero la mejor ocasión fue para el Levante, tras un rechace de la defensa insular que se estrelló en el poste de Aline Reis, el marcador no varió y el cuadro valenciano obtuvo un sufrido triunfo.