https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Paco López saca el orgullo

Paco López, durante un entrenamiento en Orriols. / adolfo benetó/levante ud
Paco López, durante un entrenamiento en Orriols. / adolfo benetó/levante ud

El técnico del Levante, que se aferra a las buenas sensaciones, sopesa un cambio de sistema al perder a Vukcevic y Bardhi

ALBERTO MARTÍNEZ

valencia. Paco López no hace valoraciones mirando la clasificación. Se abstrae de ella. El técnico del Levante trata de analizar los 90 minutos de cada encuentro sin tener en cuenta el resultado. Por ello, más allá de haber sumado sólo dos victorias en las últimas 15 jornadas y ver la zona de descenso a cuatro puntos, mantiene una confianza plena. Tiene claro el camino. Los azulgrana visitan hoy el complicado campo de San Mamés con el reto de romper la racha de cinco partidos sin ganar y despejar dudas. Misión difícil, ya que se miden a un Athletic que está lanzando y que ha cambiado el objetivo de la permanencia por el de Europa. Dos tendencias opuestas se enfrentan en Bilbao.

Los nervios todavía no han entrado en el vestuario del Levante. O al menos, Paco López se encarga de evitarlo. Y en ocasiones, mientras pasea, el preparador granota recibe inyecciones de moral. «Lo único que nos vale a los entrenadores y a los equipos es el resultado final. Por desgracia. Yo me paro a analizar muchas más cosas porque es mi obligación. No voy a juzgar a la gente. La gente se podrá enfadar y entiendo su enfado porque lo que quieren es ver ganar a su equipo. Pero hay mucha gente que me para por la calle y agradece el fútbol y el juego que están viendo de su equipo este año. Mucha gente. Y eso para mí es un orgullo», admitió ayer el de Silla, quien hizo referencia a la extraordinaria asociación que desembocó en el gol de Morales ante el Eibar.

«Me voy con la satisfacción de que, cuando vienen a ver al equipo, vienen a ver a un equipo que quiere ganar, que quiere buscar la portería contraria. Un equipo que no especula y que quiere hacer divertir a la gente. El primer gol del otro día... Sólo hay que repasar cuántos equipos son capaces de hacer goles de esta forma», recalcó Paco López, quien subrayó el aspecto psicológico a la hora de superar los baches.

Pepelu y Manzanara entran en una lista de la que se vuelve a quedar fuera Toño

«Los estados emocionales son muy importantes. Mientras yo sea el entrenador de esta plantilla, no voy a dejar que los resultados nos afecten. Tenemos que corregir errores que seguimos teniendo, pero debemos tener fe en lo que se trabaja. Tratamos de ser positivos, porque a pesar de esa racha negativa de resultados las sensaciones son buenas. En la gran mayoría de los partidos jugados en 2019, el equipo ha estado muy cerca de ganar. Y eso es lo que nos da confianza e ilusión. La ilusión la tenemos intacta», comentó el de Silla.

Rezuma optimismo: «Entiendo que la gente se ponga nerviosa cuando no gana su equipo. Y que se enfade. Estamos para encajar todo esto. Pero estoy convencido de que daremos la vuelta pronto». El Levante se ve las caras con un Athletic que, precisamente, resurgió después de perder en Orriols el pasado 3 de diciembre. Tras caer goleado en el Ciutat de València, el conjunto bilbaíno despegó para salir de los puestos de descenso y encaramarse a la octava posición. Ha sumado 29 puntos en las últimas 15 jornadas. Durante el mismo tramo liguero, los granotas sólo han conseguido 11. En cualquier caso, Paco López considera que no hay que buscar fuera ningún espejo en el que mirarse.

«El ejemplo más claro lo tenemos en nuestros jugadores. La gran mayoría pasaron lo que pasaron la temporada pasada. Pasaron por muchísimas dificultades. Y este año el equipo está tratando de superar muchísimas dificultades y adversidades. Eso la gente no lo tiene en cuenta, pero este equipo no se va a quejar nunca y no va a poner ninguna excusa. Como hicimos la temporada pasada, vamos a echarle lo que hay que echarle. Vamos a tratar de darle la vuelta a esto. Cuando te caes siete veces, te levantas ocho», afirmó el técnico valenciano. Situaciones como el paso por prisión de Toño, el acuerdo casi cerrado entre Jason y el Valencia o la repentina venta de Boateng generaron inestabilidad.

Precisamente, Toño se ha quedado fuera de la convocatoria. «Creo que todavía le falta un poquito. Cada vez está mejor. Esperemos que le falten pocos días», indicó Paco López. En cambio, puede volver al once Jason. Las bajas se acumulan. Con Bardhi sancionado, Vukcevic apuntaba a la titularidad. Sin embargo, el montenegrino se ha caído de la lista por un fuerte golpe en la espalda sufrido ante el Eibar.

Sin Doukouré, lesionado de gravedad, Paco López ha citado a dos centrocampistas del filial como Pepelu y Manzanara. El de Silla admitió ayer que es «probable» introducir un cambio de sistema ante el Athletic. Siempre que deje en el banquillo a Rochina para concederle descanso, cobrará fuerza la opción de recuperar el 4-4-2. Además, el entrenador levantinista ha excluido a Oier, Pedro López y Dwamena. El portero y el lateral atraviesan una gripe, mientras que el delantero arrastra molestias en el tobillo. Con fe hacia San Mamés.