https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Oier maneja varias opciones para salir y el Levante pide 15 millones

Oier Olazábal, ante el Real Madrid. / REUTERS/Susana Vera
Oier Olazábal, ante el Real Madrid. / REUTERS/Susana Vera

El guardameta vasco estudia alternativas tras perder la titularidad, pero el club granota se hace fuerte y remite a la cláusula de rescisión

A. M. C.

valencia. Los movimientos del mercado también apuntan a la portería del Levante. Concretamente, a Oier Olazábal. El guardameta vasco, quien perdió la titularidad a mitad de la temporada pasada, estudia diferentes opciones para cambiar de aires durante el verano. Sin embargo, se ha topado con la rigidez de la cúpula granota, que ha empezando remitiendo a los 15 millones de euros de la cláusula de rescisión.

Oier Olazábal pretende recuperar el protagonismo que ha perdido en el Levante, donde Aitor Fernández se adueñó de la portería en la jornada 22. Así, el guardameta irundarra, quien tiene contrato como granota hasta 2021 con otro año opcional, analiza las alternativas que está ofreciendo el mercado estival. Ya ha habido contactos con el Espanyol, el Betis y el Valladolid. Sin embargo, las actuales exigencias económicas de la entidad de Orriols se encuentran muy lejos de las ofertas que puedan materializarse próximamente.

Tras la marcha de Roberto Jiménez al West Ham, el Espanyol busca un arquero que pueda competir con Diego López. El Betis, por su parte, peina el mercado para ocupar el vacío dejado por Pau López, quien ha hecho las maletas para incorporarse a la Roma. Entre las opciones barajadas por el cuadro verdiblanco, también aparecen Pacheco y Sivera. Mientras tanto, el Valladolid pretende fichar un portero que luche por el puesto con Jordi Masip, renovado recientemente.

Las actuales exigencias económicas del club están muy lejos de las ofertas que puedan materializarseHa habido contactos con el Espanyol, el Betis y el Valladolid, que trabajan para reforzar la portería

Aitor Fernández convenció la temporada pasada al técnico granota, Paco López. El portero de Arrasate dibujó una línea ascendente y resultó determinante en las jornadas finales. Ahora espera una mejora contractual, aunque Quico Catalán le pide calma. «Es un jugador de presente y de futuro del club y vamos a valorar todos los escenarios. Lo que tiene que hacer es estar más que tranquilo porque si alguien apostó por él fue el Levante», avisó el presidente azulgrana el pasado lunes.