https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

La ocasión del Levante de ganar en Mestalla

Muñiz da instrucciones a su plantilla antes del entrenamiento de ayer. / levante ud
Muñiz da instrucciones a su plantilla antes del entrenamiento de ayer. / levante ud

Los granotas, con inercia positiva y más tiempo para entrenar

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

El Levante no ha ganado nunca en Mestalla en partido de Liga de Primera. Ni en los 60, ni a principio del siglo XXI, ni en los años de vino y rosas en que jugó competición europea. Jamás. El equipo de Juan Ramón López Muñiz está ante su particular ahora o nunca. Se enfrentará a un eterno rival que apenas tiene tiempo para preparar el derbi y, sobre todo, los granotas llegan con inercia positiva, algo nada habitual en las once temporadas anteriores en que militó en la élite.

Los granotas sólo llegaron en una ocasión al coliseo de la avenida de Suecia después de haber ganado en la jornada anterior. Sucedió en la temporada 06/07, habían doblegado al Racing en Orriols (2-0) y perdieron 30 en Mestalla. En una campaña que empezó muy bien pero que ha evolucionado a peor, los de Muñiz tienen ahora las mejores sensaciones en meses gracias a su heroico empate contra el Real Madrid. El Levante vivió una situación similar en el curso 10/11, cuando el equipo de Luis García había arañado antes del derbi un punto al Barça de Guardiola gracias al tanto rubricado por Caicedo (1-1).

La otra ocasión en la que el Levante llegó al feudo del Valencia sin haber perdido la temporada anterior fue la 65/64, cuando había empatado (0-0) en casa ante el Oviedo. Lo que no ha hecho nunca el conjunto granota es salir victorioso del estadio del eterno rival. Lo máximo que ha conseguido ha sido dos 0-0 -temporadas 07/08 y la 10/11 con el recordado gesto de Ballesteros- y el 2-2 de la 12/13 con Juan Ignacio Martínez en el banquillo.

El Levante, por lo tanto, cuenta con una ocasión histórica de tomar este domingo Mestalla y, además, lo necesita, ya que va para tres meses que no gana en Liga. Muñiz ya dirige sus entrenamientos pensando en el derbi, mientras Marcelino sólo tendrá el del sábado para preparar específicamente el partido: el viernes será sesión de recuperación tras la semifinal de Copa.

Además, el entrenador asturiano del Levante cuenta con más efectivos que nunca, con la excepción de la inoportuna baja de Lerma por lesión. En la otra cara de la moneda, ha ganado enseguida a Pazzini para la causa, tal como se desprende de las declaraciones del italiano difundidas a través de la web oficial del club. «Sabemos que es un partido complicado pero bonito de jugar contra un gran equipo y un gran estadio. Tendremos motivaciones extra y estoy convencido de que el equipo hará un buen partido», señaló el delantero. La afición granota se ha ilusionado con el derbi: la delegación de peñas va a montar una discomóvil en su sede y tiene programado un recibimiento al equipo si gana en Mestalla.

Fotos

Vídeos