https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Obligados a redimirse

Fahad y Lerma corren durante un entrenamiento en el Ciutat de València.
/JESÚS SIGNES
Fahad y Lerma corren durante un entrenamiento en el Ciutat de València. / JESÚS SIGNES

El Levante necesita ganar al Betis para aplacar la tensión y reforzar a Muñiz | El técnico, en el punto de mira, apela al vestuario y cita a sus 25 futbolistas, incluido un Fahad que será uno de los descartes salvo sorpresa

ALBERTO MARTÍNEZ

No será un partido cualquiera. Consciente de ello, Juan Ramón López Muñiz ha tomado medidas excepcionales. El entrenador, quien ha atravesado la semana más dura desde que aterrizó en el Levante, optó ayer por convocar a sus 25 futbolistas para el crucial encuentro ante el Betis. Una forma de apelar a la unión del vestuario en busca de una solución. La acuciante racha de 12 jornadas sin ganar obliga a reaccionar. Y el margen de error se ha agotado, sobre todo después de la debacle sufrida en Anoeta. La abultada derrota frente a la Real Sociedad encendió todas las alarmas y, tras una reunión de urgencia con división de opiniones, el consejo de administración ratificó al asturiano. El técnico se abstrae de la tensión y se siente plenamente capacitada para relanzar el equipo. Una redención que debe comenzar esta misma noche.

Precisamente, el Betis fue el rival ante el que arrancó la preocupante dinámica del Levante en la primera vuelta de la Liga. El 4-0 encajado en el Benito Villamarín puso punto final al ilusionante inicio liguero de los de Muñiz, quienes habían puntuado frente al Villarreal, el Madrid y el Valencia. Aquel choque ante el conjunto verdiblanco, que también se disputó un lunes a las 21 horas, marcó un punto de inflexión. Y los granotas esperan que hoy vuelva a hacerlo, pero en el sentido contrario.

La dolorosa derrota padecida en el campo del Betis rompió la magia. Desde entonces, el Levante sólo ha cosechado una victoria en ni más ni menos que 19 jornadas. Una vuelta entera. El último triunfo se remonta al 19 de noviembre, cuando los granotas se impusieron a Las Palmas a domicilio.

El equipo, con sólo un triunfo en 19 jornadas, empezó su mala racha ante los verdiblancos

El 0-2 conseguido en las islas supone la última ocasión en la que el Levante se ha adelantado en el marcador. La falta de gol pasó demasiada factura, aunque las lagunas defensivas también condenaron al equipo en varias ocasiones. El Levante dio señales de recuperación empatando contra el Madrid y dando la talla en Mestalla, pero la mejoría se fue al traste con la deplorable imagen ofrecida en San Sebastián la pasada jornada. Los azulgrana jugaron sin alma ni ideas. La falta de recursos disparó la preocupación dentro del consejo de administración, que al día siguiente se reunió de urgencia para abordar el futuro de Muñiz. Un maratoniano cónclave en el que también participó el director deportivo del club. Tito intervino para refrendar su apuesta por el técnico gijonés.

Pese a la negativa tendencia, el Levante terminará la jornada fuera de los puestos de descenso independientemente del resultado que obtenga hoy. Y es que ninguno de sus inmediatos perseguidores en la clasificación ha ganado. Tanto el Deportivo como Las Palmas empataron sus respectivos encuentros, mientras que el Málaga cayó en Bilbao y continúa en caída libre.

Eso sí, el margen con la zona de descenso es más estrecho que nunca, ya que los de Muñoz sólo conservan un punto de ventaja sobre Las Palmas, que ocupa la decimoctava posición. Una victoria esta noche aportaría el oxígeno necesario.

Para la ocasión, Muñiz ha convocado a sus 25 hombres, entre los que figura un Fahad Al-Muwallad que salvo sorpresa será uno de los siete descartes. En la lista también se estrena Sadiku. El entrenador ha estado ensayando durante toda la semana con una pareja de delanteros compuesta por el albanés y Roger. Pazzini y Boateng se presentan como las otras opciones de ataque.

El asturiano sopesa un cambio de sistema de cara al duelo con el Betis. Ha insistido en el 4-4-2, por lo que renunciaría a su habitual esquema de tres centrocampistas y un solo ariete. Todo apunta a que Lerma y Doukouré formarán parte del once titular. El colombiano ya está completamente recuperado, mientras que el marfileño ha superado las molestias musculares que le han mantenido entre algodones.

El Levante tratará de imponerse a un Betis que sueña con volver a Europa. El cuadro verdiblanco, el tercero más goleado de Primera División, recupera al atacante Joel Campbell, ausente desde el pasado octubre por un lesión de rodilla.

Fotos

Vídeos