https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Nemanja Radoja: «Es duro lo que me pasó el año pasado, pero ahora hay que mirar hacia delante»

Nemanja Radoja. / lp
Nemanja Radoja. / lp

«Físicamente estoy bien, he estado entrenando todo el verano y creo que estoy preparado para jugar», asegura el centrocampista del Levante UD

JAVIER GASCÓVALENCIA.

Después de un verano más largo de lo esperado, Nemanja Radoja se convirtió en futbolista del Levante tras un año en blanco en su antiguo club, el Celta de VIgo. La negativa del centrocampista serbio a una posible renovación, le llevaron a la grada de Balaídos desde donde le tocó ver la floja temporada del conjunto celeste. No obstante, el nuevo levantinista siguió entrenando y no se rindió. El premio le llega un año después de la mejor manera posible. El pasado viernes entró en la primera convocatoria de Paco López y ahora aguarda a que el técnico de Silla le dé la oportunidad de volver a sentirse futbolista.

-Uno de los culebrones del verano en el Ciutat de València. Su fichaje costó mucho de cerrar, pero pese a todo por fin llegó al Levante. ¿Cómo se siente?

-Tardó un poco más de lo normal, pero bueno, ahora estoy aquí y estoy contento porque estoy en este club, que era donde quería estar.

«Lo primero es la salvación, pero si podemos acabar más hacia arriba, lo vamos a pelear»

-El final del mercado de fichajes levantó muchas dudas acerca de su llegada. ¿Cómo vivió usted todo el tema del fair play financiero y los problemas del club para completar la plantilla?

-Lo viví todo con mucha paciencia. Estaba tranquilo. Después de lo que me pasó en el Celta, tomo cada una de mis decisiones con mucha tranquilidad. Estaba seguro de que al final del mercado se iba a hacer y ahora estoy muy contento.

-¿Su deseo siempre fue llegar aquí?

-Sí, de verdad. La decisión siempre la tomo por el sentido y cuando sabía que el Levante me quería y se empezó a hablar con ellos, yo tenía la sensación de que tenía que venir aquí. También quería estar en La Liga, no quería ir a otro país y solo por esas dos cosas elegí al Levante.

-En su periplo como jugador del Celta, únicamente ha podido jugar 19 minutos en el Ciutat de València, parece que se quedó con ganas de más, ¿no?

-No sabía esa información, pero ahora sí que voy a tener la oportunidad de jugar en este campo (risas). Yo ya jugué en el estadio en el amistoso contra el Castellón. No fue un partido muy serio, pero me sirvió para empezar a coger el ritmo.

-Le toca retomar el ritmo, porque imagino que Estar un año parado para un futbolista debe ser duro.

-Sí, es duro vivir lo que me tocó a mí el año pasado, pero ahora hay que mirar hacia delante y no pensar en el pasado.

-Pero, ¿qué fue realmente lo que sucedió allí?

-Simplemente no quise renovar y a partir de ahí es una decisión del club. Yo la acepté y seguí entrenando durante todo el año. Lo único era que no jugaba.

-Entonces, ¿su estado físico está bien?

-Sí. Físicamente ahora estoy muy bien, he estado entrenando todo el verano y creo que estoy preparado para jugar.

-¿Ha hablado con Paco López sobre ello?

-Sí, hablé con él y me comentó cómo juega el equipo y qué espera de mí. Hablamos de la forma en la que íbamos a jugar y estuvo contándome que tiene dos o tres sitemas que utiliza. Hablamos de eso y nada más.

-En esos dos o tres sistemas, usted tiene un competidor principal en el centro del campo. ¿Qué tal es su relación con Nikola Vukcevic?

-Todos somos amigos dentro del vestuario y después sí somos rivales, pero nos llevamos bien y vamos a ser grandes amigos.

-Un gran vestuario y buenos fichajes. Con esa suma, ¿cuál cree que es el objetivo del equipo para esta temporada?

-Realmente no lo sé. Empezó muy bien la temporada y yo siempre pienso que hay que tener objetivos altos, pero veremos cómo va la liga y ya podremos tener claro el objetivo. Lo primero es la salvación, pero si podemos acabar más hacia arriba lo vamos a pelear.