https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Quico Catalán: «A lo mejor el Valencia ahora tiene menos argumentos que el Levante para decir que es el equipo de los valencianos»

Francisco Catalán, en el Ciutat de Valencia. :: / JESÚS SIGNES
Francisco Catalán, en el Ciutat de Valencia. :: / JESÚS SIGNES

Francisco Catalán, presidente del Levante UD, asegura que «el equipo generó al inicio unas expectativas por encima de la realidad»

HÉCTOR ESTEBAN VALENCIA.

Francisco Javier Catalán Vena (Madrid, 1 de diciembre de 1975) deseó en la Fuente de las Cuatro Estaciones que el Levante UD nunca más bajara a Segunda División. Hoy, en mangas de camisa y tirantes enfila la recta final de su mandato. Faltan dos años para que deje el cargo por voluntad propia. Tiene la palabra comprometida. En agenda, muchos asuntos encauzados. La deuda, el estadio, la ciudad deportiva... El futuro del Levante está atado a su permanencia en Primera. La élite trae el dinero necesario para cumplir el objetivo. Lo más inmediato, reforzar al equipo para no pasar apuros.

-Muñiz dijo tras el partido ante el Leganés que el gol se paga. El mensaje es claro. ¿Se va a gastar el dinero en un delantero?

-El Levante se gastará el dinero en lo que entienda la dirección deportiva que es necesario.

-¿Pero es evidente que el Levante necesita marcar goles?

-Sí, por supuesto. Vamos a perder a Unal -lo recupera el Villarreal- y hay que reforzar esa posición. No va a ser un problema de dinero.

-Es decir, que va a poner dinero encima de la mesa.

-Igual que hace seis meses.

-Pero en verano no primó el gasto para reforzarse.

-Pero no por un tema económico sino por criterio deportivo.

-Quizá el criterio deportivo no fue el más acertado para reforzar el ataque.

-Eso aún no se sabe. El jugador en que más inversión se hizo fue en un delantero (Boateng). No se ha dejado de fichar a otros por tema económico. Esa no puede ser la excusa.

-¿De qué cantidad dispone para fichar?

-Lo puedo decir pero no debo.

-¿La planificación tras un tercio de Liga ha sido acertada?

-Hoy se puede hacer un pequeño análisis. Si a 15 de julio nos dicen que en la jornada 17 tendríamos 18 puntos a seis del descenso, lo hubiéramos firmado todos. El equipo generó al inicio unas expectativas por encima de la realidad. Ahora se sitúa en una posición lógica y buena en comparación con otros clubes. Lo que está claro es que hay que mejorar. Por eso hemos incorporado a Coke y queremos reforzar la delantera.

-¿Saldrá algún jugador además de Enes Unal?

-No, pero el mercado está abierto.

-¿En un fichaje cuánto pesa la decisión de Muñiz?

-El que decide al final es el director deportivo. Me da igual quien lo proponga, lo importante es que el director deportivo diga el nombre.

-Es curioso que la mayoría de los fichajes no hayan participado en este inicio de Liga.

-Esto es como todo. Hay muchos jugadores en la plantilla.

-Cabaco, que ante el Leganés fue titular por primera vez y estaba casi inédito, fue uno de los mejores. ¿A usted le gustó?

-Sí, a mí me gusto. Es expeditivo, para ese primer partido el nivel fue más que bueno. Igual que el de Lukic que tiene mucha competencia.

-Sorprende que Muñiz optara por jugadores del filial como El Hacen antes que por los nuevos.

-Muñiz lo ha explicado mejor que yo. A Lukic las lesiones tampoco le han ayudado. Creo que hay plantilla pero hay que reforzarla y mejorarla.

-¿La sintonía entre Muñiz y Tito es...?

-Absoluta.

-¿No percibe alguna fricción?

-Hablan todos los días y hay comunicación. Que en momentos puntuales haya disparidad me ocurre a mí también con mi mujer y la quiero con locura.

-Dijo que el Levante nunca debería volver a Segunda.

-Es el gran objetivo.

-¿Las permanencias cada vez son más baratas?

-No lo sé. Ojalá sea barata este año. Pensar que el Levante se debe marcar ahora otro objetivo distinto a la permanencia es hacer un flaco favor a la entidad. Hay 12 o 13 equipos que empiezan la Liga con el objetivo de mantenerse.

-¿Ha sido usted el hombre milagro del Levante UD en el plano económico?

-Se puede decir que hemos hecho un gran trabajo y que la deuda es más que asumible. En menos de ocho meses reduciremos la deuda en cuatro o cinco millones más. La bancaria está refinanciada hasta 2034 y la obligación con el Ayuntamiento del crédito de dos millones se pagará en 2019. El Levante entra en un nuevo escenario para ser más fuerte.

-¿Le gusta el dominio que ejerce la televisión sobre el fútbol actual?

-No es si me gusta o no, es lo que tenemos. Los clubes donde más rendimiento económico obtienen es a través de la televisión.

-¿Se corre el riesgo de que para que la Liga se vea en Asia lo estadios españoles se vacíen?

-No. Los horarios buenos para Asia los quiero siempre en mi estadio.

-Ese es el discurso de Tebas.

-No, no, a mí me da igual el discurso de Tebas. Ojalá mi horario sea siempre el que es bueno para Asia pero por mis aficionados. Yo firmo jugar todos los domingo a las 12. Encontraríamos el equilibrio en el máximo beneficio a nivel económico y a nivel de aficionados. Nos da tanto la televisión que hay cosas incómodas que hay que asumir. Televisión y fútbol nos necesitamos.

-Ha elevado la masa social con una política agresiva de precios. Hay muchos aficionados que van al Ciutat y que nunca han sido del Levante. ¿Cómo los va a fidelizar?

-Cuando llegamos en abril de 2009 había 3.200 abonados. Los hemos multiplicado por siete. Se ha regenerado la masa social y hay un nuevo perfil que ha visto que el Levante es ese club simpático que transmite algo diferente y que ha sobrepasado sus dificultades. Ofrecemos un producto muy bueno que es fútbol de Primera. En el momento en el que enganchas a alguien tienes que hacer las cosas muy mal para perder a un aficionado. Debemos hacer las cosas bien para consolidarlos. Bajamos a Segunda y perdimos pero no mucho.

-¿El Levante puede perder la idiosincrasia de su aficionado?

-Los nuevos se deben convertir en aficionados muy fieles. Hay un ciclo de vida y mi generación es la que más se perdió en el camino. Estamos recuperando a levantinistas pasivos y otros que no eran y se han enganchado.

-¿El lema 'L'equip dels valencians' quiere decir que el resto de clubes de fútbol de la ciudad no lo son?

-No, quiere decir que somos el equipo de los valencianos, que tenemos todo el derecho del mundo a utilizar esa terminología, somos un equipo que fuimos los primeros en poner el fútbol al servicio de los valencianos, de capital valenciano y que intentamos por encima de todo sentirnos muy de esta tierra.

-Da la sensación de que es un mensaje muy directo al Valencia de Peter Lim.

-No, le he dado cinco o seis motivos. La realidad es que tenemos capital valenciano, no es ni bueno ni malo, sino que es darle más argumentos al término 'equipo de los valencianos' que adoptamos.

-¿Cómo valenciano el Valencia ahora le representaría?

-Claro, por qué no. A lo mejor tienen menos argumentos de los que yo esgrimo para defender que el Levante es el equipo de los valencianos pero bueno... ahora mismo también lo es el Valencia, el Valencia Basket, el Levante de fútbol sala... Son todos, lo que pasa es que hemos utilizado ese término, nos sentimos muy identificados con nuestra tierra. Hubo un tiempo en que la gente se preguntaba si el Levante era un equipo de fuera de Valencia.

-Es un lema para leer entre líneas.

-Es un mensaje para todo, para dar un mensaje muy directo a la sociedad. Para que el Levante estuviera muy presente, que generara valor añadido, para que la gente tenga muy claro que este club no se llama Valencia pero somos tan valencianos como el que más.

-Proyecta una nueva ciudad deportiva en Nazaret que no termina de dar el paso definitivo. ¿Dónde encalla el proyecto?

-Está en proceso de maduración. Estamos muy cerca. Falta perfilar unos temas con el Ayuntamiento y el Puerto. Tiene la aceptación de todas las partes y es una propuesta muy bonita para la ciudad. Solventa un grave problema con el puerto. Un proyecto que lo tiene todo.

-¿El problema es el dinero que piden por el canon?

-Nos van a pedir lo que se ajuste a la ley y en función del valor del suelo. Ya es decisión de Levante aceptarlo o no.

-Van a levantar un estadio nuevo sobre el viejo. ¿Era la opción más sensata antes de otro recinto?

-Año tras año hemos convertido nuestra casa en lo más atractiva posible. Hemos reforzados el graderío y la estructura. Una fachada provisional, que en breve va a tener una nueva iluminación. Un estadio más cómodo y con mejores servicios, que tendrá una zona comercial para lograr ingresos atípicos.

-Su fecha de caducidad es diciembre de 2019. ¿Podría dejar la presidencia antes?

-Sólo si la gente no me quiere. Yo tengo un mandato y en mi cabeza no entra otra cosa. Para mí es un honor estar en el Levante. Soy feliz. Trabajas y sufres mucho. Más atractivo que el Levante no hay nada. En 2019 habré estado diez años y es la fecha idónea para separar nuestros caminos. Es lo más saludable.

-¿Seguirá vinculado al fútbol?

-No lo sé. Mi mujer me lo pregunta muchas veces. Ni lo sé ni me preocupa. El año 2018 va a ser apasionante y entre los planes está ayudar a la Fundación con la venta de acciones. Estamos más de un año trabajando en esto y espero dar alguna respuesta pronto.

-¿Democratizar el club?

-No me gusta el término. ¿Hay algo más democrático es votar libremente en una junta de accionistas?

-Mañana (por hoy) son las elecciones catalanas. ¿Si algún día Cataluña se independizara, el Barcelona, el Espanyol y el resto de equipos catalanes deberían jugar en la Liga?

-Es que tengo tan claro que Cataluña no se va a independizar...

-Bueno, nadie se imaginaba hace quince años lo que pasa ahora...

-Si pasa yo ya estaré fuera del fútbol.

-¿Y si se pusiera ahora encima de la mesa?

-Me guardo la opinión. Creo que Cataluña tiene un problema importante, espero que cada vez haya más normalidad, es parte de España y quiero un país en el que se normalicen las cosas.

Fotos

Vídeos