https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Mayoral eleva la competencia en el ataque

Borja Mayoral. /J. Signes
Borja Mayoral. / J. Signes

El joven ariete, que el año pasado llegó el último día de mercado, vendrá después de que el Real Madrid haya intentado sin éxito su traspaso El Levante está a punto de cerrar el regreso del delantero como cedido

M. RODRÍGUEZVALENCIA.

Borja Mayoral volverá a vestir de granota la próxima temporada. El acuerdo entre el Levante y el Real Madrid no se había oficializado, al cierre de esta edición, pero las posturas estaban cercanas. Tanto que ya se da por hecho que el futbolista se pondrá en estos días a las órdenes de Paco López. Esta es una diferencia sustancial con respecto a su anterior etapa en el club, cuando llegó a horas de que se cerrase el mercado veraniego.

El ariete, de hecho, contó con minutos en la Supercopa de Europa. Este verano, Zidane ha sido más drástico que Lopetegui el año pasado. Se lo ha dejado en casa. El francés ha dejado claro desde el principio que no cuenta con él. En el Real Madrid esperaban hacer caja con el canterano y lo llegaron a tasar en 15 millones. A principio del periodo estival se habló del interés de la Real Sociedad por ficharle, pero la entidad vasca no llegó a esa cantidad.

Con el paso de las semanas, al Real Madrid no le han quedado muchas más opciones que una nueva cesión. Además, el futbolista ha mostrado su deseo por resolver antes su futuro y le convence volver a un club que ya conoce para terminar de asentarse en la élite. Tras un paso fallido por la Bundesliga, a Mayoral le costó adaptarse la temporada pasada al Levante. Sus números (cinco goles y dos asistencias) son discretos para un delantero, pero a pesar de ello acabó ganándose la titularidad.

Los delanteros con los que contará este año Paco López tienen más experiencia en la Liga

Mayoral considera, por ello, que con más de dos semanas de pretemporada este puede ser su año. Y en el Levante, Paco López también considera al madrileño casi una pieza clave. Su presencia elevará la competencia en la delantera, parcela que salvo sorpresa queda ya completada en la plantilla.

Con respecto al pasado verano, se habrá cambiado una pieza por dos. Ya no estarán Boateng ni Dwamena, que pese a llegar como fichaje más caro de la historia en su momento siempre generó dudas. Todo lo contrario que los cuatro delanteros -si se cuenta a Morales como tal- de los que dispone el Levante para esta temporada.

Todos ellos cuentan con experiencia y goles como carta de presentación para hacerse con uno de los dos puestos en el once, según el esquema que emplee Paco López. También es cierto que con un 4-3-3 Morales pasaría, en teoría, a ser uno de los hombres del ataque más escorados a un costado.

En todo caso, tanto el Comandante, como Sergio León, Roger, e incluso el propio Borja Mayoral, cuentan con más experiencia en la Liga que los delanteros que había el verano pasado: Dwamena venía de un campeonato menor como el suizo y Boateng se había entonado en los últimos meses de competición.

Ahora Sergio León llega con ganas de reivindicarse después de explotar con el Elche en Segunda, dos buenas temporadas en Primera con Osasuna y Betis, y ser relegado la pasada por Quique Setién. También se toma como reválida este verano Roger, máximo realizador en la anterior Liga con el Levante a pesar de que fue suplente en la parte final del campeonato.

Los cuatro, como el resto de sus compañeros, seguirán peleando por un puesto a partir de mañana, cuando el equipo vuelve a los entrenamientos en una semana con dos partidos: el jueves contra el Huesca y el sábado ante el Stade Brestois.