https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Manolo Gaspar apuesta por Muñiz

Manolo Gaspar, durante un partido con el Levante en 2008. / CARLOS BARBA
Manolo Gaspar, durante un partido con el Levante en 2008. / CARLOS BARBA

El exjugador avisa de que el técnico del Levante es «experto en situaciones extremas»El de El Palo estuvo en el Málaga que se salvó in extremis con el asturiano en el banquillo: «Íbamos a muerte con lo que él decía. Creíamos en él»

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

El Levante afronta el encuentro ante el Betis con Juan Ramón López Muñiz en el ojo del huracán. La preocupación es máxima. El equipo arrastra 12 jornadas sin ganar y la amenaza del descenso continúa creciendo. Pero no se trata de una tesitura nueva para el entrenador asturiano. Hace ocho años, cuando se sentaba en el banquillo del Málaga, superó un examen más duro que el actual. En aquella plantilla militaban futbolistas que, antes o después, tuvieron vínculos granotas: Munúa, Caicedo, Valdo, Xavi Torres y Manolo Gaspar. Precisamente, este último ensalza la figura del técnico, a quien ve curtido y cualificado para enderezar el rumbo del conjunto azulgrana.

Gaspar, quien vistió la camiseta del Levante entre 2006 y 2008, regresó posteriormente al Málaga. Y allí coincidió con Muñiz durante la agónica temporada 2009-10. «Estuvimos el 95 por ciento del año en descenso, así que era una situación un poco diferente a la que está viviendo el Levante. Con paciencia, lo sacamos adelante. Y gran parte de responsabilidad de que ese equipo se salvara fue de él. Lo tengo clarísimo», recuerda el exfutbolista.

Aquel Málaga llegó a enlazar 13 partidos sin conocer la victoria, aunque consiguió la permanencia en la última jornada al empatar contra el Real Madrid: «Ese año, Muñiz sacó siete canteranos aproximadamente. Teníamos un presupuesto muy bajo, la plantilla era muy corta y hubo muchos jugadores lesionados. Fue muy complicado. El panorama no daba para pensar que íbamos a salvarnos, pero Muñiz siempre lo tuvo claro». Gaspar considera que experiencias así avalan al actual técnico granota: «No es igual que la situación del Levante, pero Muñiz es experto en situaciones extremas».

El entonces lateral derecho disputó 15 partidos, 13 de ellos como titular. «Cuando un equipo está abajo, y no es la situación del Levante, los problemas del vestuario salen rápido. Pero la unión de ese vestuario y que hubiera mucha gente de la tierra fue clave. Nuestro líder era el míster. Lo que él decía se hacía a toda costa. Íbamos a muerte con lo que él decía, porque creíamos en él. Su mensaje siempre nos daba la esperanza de que lo podíamos conseguir y así fue. Sacar más rendimiento de esa plantilla era difícil», admite.

Confía en que Muñiz conducirá al Levante a la permanencia: «Ha vivido situaciones similares y está capacitado al cien por cien para sacarlo. Es un entrenador de un perfil buenísimo, trabajador, con las ideas claras, metódico, serio, valora el grupo... El futbolista que no jugaba estaba totalmente por la causa. Eso es algo muy complicado de conseguir y él lo tenía». Ahora, el de El Palo vive el deporte desde otra posición, la de secretario técnico del Málaga.

Más

Fotos

Vídeos