https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Luna desatasca la operación salida granota

Luna pelea un balón con Markel Susaeta. / efe
Luna pelea un balón con Markel Susaeta. / efe

El lateral se va cedido una temporada al Rayo Vallecano | El Levante libera espacio en el fair play financiero con la marcha del madrileño, pero todavía necesita sacar más jugadores

JAVIER GASCÓVALENCIA.

La recta final del mercado granota está marcada por el problema con el fair play financiero que atraviesa el club. La dificultad para encontrar salida a los jugadores que no cuentan para Paco López ha sido más complicada de lo que se esperaba, por lo que la cesión de Luna al Rayo llega a las oficinas del Ciutat como agua de mayo.

Se ha hecho esperar, pero Antonio Luna por fin ha encontrado destino para la temporada que viene. El Rayo Vallecano ha llegado a un acuerdo con el madrileño y con la entidad azulgrana para la cesión del lateral hasta el curso que viene. El alto salario del jugador, que llegó libre al Levante en 2017, ha sido uno de los lastres para su salida. Precisamente por ese motivo, el cuadro de Orriols pagará el 60% de la ficha del jugador durante su cesión en el conjunto vallecano dirigido por Paco Jémez.

El interés granota por liberar espacio en el fair play financiero se mantiene. Sin embargo, con la cesión de Luna el club granota reactiva una operación salida en la que todavía queda trabajo por hacer. Las exigencias de Paco López acerca de la plantilla fueron, y siguen siendo, claras. «Lo ideal es tener entre 20 o 22 fichas y completar con jugadores del filial», aseguró el técnico de Silla antes del primer partido de pretemporada. A día de hoy, su voluntad sigue siendo la misma, aunque es consciente de que conseguirlo no será nada fácil.

La necesidad de liberar espacio financiero genera una situación complicada en Orriols. Los clubes son conocedores de la situación granota y las ofertas recibidas no son suficientes para el club levantinista, que al igual que en la operación de Luna, deberá poner de su parte si quiere dar salida a los descartes. Uno de los casos que más urge solucionar es el de Sanjin Prcic, que ocupa un importante espacio en el fair play financiero del club. El bosnio sonó con fuerza para reforzar la medular de varios equipos italianos. Sin embargo, la falta de minutos del centrocampista junto a las exigencias económicas levantinistas, que pretenden sacar al jugador traspasado, han complicado todas las operaciones. Equipos como el Bolonia ya han encontrado alternativas a Prcic por lo que el futuro del mediocentro parece estar, ahora, más encaminado a la liga francesa que a la italiana.

No obstante, la operación salida no pasa exlcusivamente por la marcha de Prcic. Otros jugadores como Iván López, Sadiku o Doukouré podrían dejar el Levante en la recta final del mercado con la intención de buscar minutos más allá del Ciutat de València y mejorar la situación financiera del club. El club descarta, en principio, la venta de algún peso pesado de la plantilla. Aunque ya es sabido que en las últimas fechas de agosto todo puede ocurrir.

Más