https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El Levante, reincidente en las primeras partes

El Levante, reincidente en las primeras partes

La falta de intensidad ya marcó un punto de inflexión en Zorrilla | El técnico recupera el duro discurso que usó en Valladolid al criticar la actitud inicial del equipo, que sólo ha remontado una vez esta temporada

ALBERTO MARTÍNEZVALENCIA.

«Es irreproducible lo que he dicho», admitió Paco López justo después del partido ante la Real Sociedad. El técnico del Levante se refería a las palabras que había dedicado a sus futbolistas durante el descanso. El primer acto había resultado desolador. Decepcionante. «Si no mantienes la intensidad y la agresividad sin balón, luego puede pasar que con el balón no estés acertado», añadió. Un duro discurso que ya empleó el de Silla el pasado 27 de septiembre, cuando los granotas cayeron en Valladolid. «No hemos sido nosotros», afirmó entonces, marcando un clarísimo punto de inflexión. En ambas ocasiones habló de «actitud». El conjunto azulgrana acostumbra a tomar la iniciativa, a jugar con determinación. Sin embargo, la desconcertante imagen ofrecida en Anoeta ya se había visto en Zorrilla, Getafe, Huesca y Álava. Reincidente. El preparador valenciano confía en que su contundente mensaje tenga el mismo efecto que hace seis meses.

El pasado viernes, aprovechando el paso por vestuarios durante el choque con la Real Sociedad, Paco López reprendió a sus futbolistas. Estaba enojado. «No nos podemos permitir el lujo de hacer la primera parte que hemos hecho. Hay que aprender. La segunda parte ha sido distinta y el equipo ha sido más reconocible. La actitud ha sido de querer ganar el partido», admitió. Echando la mirada atrás, el de Silla empleó un tono casi idéntico tras perder en Valladolid. «El del primer tiempo ha sido un equipo desconocido para mí. Se lo he hecho saber en el descanso a los jugadores. El segundo tiempo ha sido otra cosa. Este partido nos tiene que servir para saber que la línea no es esta. La actitud tendría que haber sido otra desde el inicio», apuntó en Zorrilla.

En ambos encuentros, el Levante dio un paso adelante en la última media hora, recuperando su identidad. Contra el conjunto blanquivioleta, la reacción se produjo, paradójicamente, a raíz de la expulsión de Vukcevic. En Anoeta, el equipo despertó con la entrada de Simon y arañó un empate que le permite poner fin a la racha de tres derrotas consecutivas. El Celta cayó ayer en el Bernabéu, por lo que los azulgrana se garantizan mantener la distancia de cinco puntos con la zona de descenso. Si el Rayo no gana hoy, se ampliará a seis.

Las peores primeras partes del Levante se han producido a domicilio. Y algunas ante rivales directos. Además, los granotas sólo han sido capaces de remontar una vez en lo que va de Liga. Ocurrió el 30 de septiembre contra el Alavés. Sobrino adelantó al cuadro vasco y Jason y Toño dieron la vuelta al marcador. Precisamente, fue el encuentro inmediatamente posterior al pinchazo en Valladolid.

Más