https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El Levante se queda sin gol

Bardhi conduce el balón ante la atenta mirada de Iborra. / ep
Bardhi conduce el balón ante la atenta mirada de Iborra. / ep

Hasta el encuentro en el Wanda el conjunto azulgrana era el tercero con mayor efectividad en la competición doméstica El equipo ha dejado su marcador a cero en seis de los últimos nueve partidos ligueros

R. D VALENCIA.

La visita del Levante al Metropolitano para medirse al Atlético fue un punto de inflexión. Un maldito punto de inflexión. Hasta ese momento el conjunto azulgrana era el tercer equipo liguero con mayor efectividad atacante. Marcaba goles como churros. Al nivel de los más grandes. Pero todo cambió. Ese día cayó por uno a cero, luego venció al Valladolid (2-0), encadenó tres choques sin anotar -ante el Sevilla (5-0), Getafe (0-0) y Alavés (2-0)-, posteriormente recuperó el tono ante el Celta (1-4) y Real Madrid (1-2), para volver a quedarse seco en las dos últimas jornadas, ante el Leganés (1-0) y el Villarreal (0-2).

Nueve partidos ligueros y en seis de ellos se quedó sin marcar. Pese a todo sigue siendo el quinto equipo de la competición doméstica con más tantos anotados. Tiene 37, sólo dos por detrás del Atlético, que marcha en segunda posición de la tabla, y por delante del Getafe -actualmente en puestos de Liga de Campeones con sólo 36 goles- y del Valencia, que se queda en 30, una cifra muy por debajo de los esperado.

A decir verdad, en los dos últimos partidos, ambos con derrota, el Levante sí ha marcado. Pero en ambas ocasiones las decisiones arbitrales le dejaron con la miel en los labios. Ante el Leganés el colegiado señaló falta de Mayoral sobre el portero Cuéllar justo antes de que Coke disparara a puerta para anotar. Y en el día del Villarreal fue el VAR el que evitó que el tanto subiera al marcador por un fuera de juego señalado al milímetro por el árbitro sentado en el despacho de Las Rozas.

Ante la Real Sociedad tiene la oportunidad de truncar la tendencia, tanto en eficacia anotadora como en triunfos. Necesita ambas cosas. Ha perdido tres partidos de forma consecutiva. Pero hay que pensar en positivo. El Levante encadenó cuatro victorias seguidas la última vez que vivió esta temporada una racha como la actual. El Levante perdió ante el Real Madrid (1-2), Leganés (1-0) y Villarreal (0-2) en las tres últimas jornadas de Primera división y revive lo ocurrido el pasado mes de septiembre de 2018, cuando enlazó tres derrotas frente al Espanyol (1-0), Sevilla (2-6) y Real Valladolid (2-1).

Sin embargo, aquella mala racha se convirtió en un punto de inflexión, en este caso bueno, para el equipo de Paco López, que cambió el sistema de juego y venció los cuatro siguientes encuentros en la mejor secuencia del curso hasta ahora. El Levante se impuso al Alavés (2-1), Getafe (0-1), Real Madrid (1-2) y Leganés (2-0) y a punto estuvo de ganar un quinto encuentro, pero el Villarreal empató en los últimos minutos para colocar el 1-1 en La Cerámica. El Levante, además, ha visto como la distancia respecto a la zona de descenso se ha rebajado a cinco puntos, cuando en la décimo cuarta jornada de campeonato llegó a disfrutar de una ventaja de hasta diez puntos.