https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El Levante tiene ocho meses para pagar a Villarroel

Pedro Villarroel, en febrero de 2008. / damián torres
Pedro Villarroel, en febrero de 2008. / damián torres

El club abonará un millón al expresidente tras llegar a un pactoLa entidad granota ya ha desembolsado un tercio del dinero, mientras que los otros dos plazos se cumplen en septiembre y diciembre

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

El contador ya ha empezado a bajar. El acuerdo alcanzado la semana pasada entre el Levante y Pedro Villarroel ha permitido evitar el juicio. Y los plazos están bien definidos. El club se ha comprometido a pagar un millón de euros al expresidente azulgrana antes de que acabe el año, por lo que las largas negociaciones han acabado dando sus frutos. El pacto, homologado por los juzgados, resulta definitivo. Tanto es así que la entidad de Orriols ha comenzado a abonar la cantidad estipulada.

Así, queda completamente resuelta la relación entre Pedro Villarroel y el Levante. Estaba previsto que el pasado martes se vieran las caras en los tribunales con tal de desbloquear la situación, pero finalmente no ha sido necesario celebrar el juicio. El que fuera presidente reclamaba 1,2 millones de euros por haber renunciado en 2009 a la opción de recompra que tenía sobre la mayoría accionarial del club. Al no llegar a un entendimiento, presentó una denuncia en marzo de 2018.

Durante los últimos meses, se han intensificado los contactos con tal de solucionar el conflicto sin llegar a juicio. Tras un tira y afloja, el Levante y Villarroel acordaron una compensación de un millón. Es decir, 200.000 euros por debajo de lo exigido. Al mismo tiempo, han fijado con nitidez las formas de pago. El club tiene de tiempo hasta finales de este año para desembolsar un kilo. Ocho meses de límite.

El Levante debe abonar la cantidad en tres plazos. Ya ha desembolsado el primer tercio, mientras que los otros dos plazos se cumplen en septiembre y diciembre. De esta forma, antes de que acabe 2019, Villarroel habrá percibido un millón y habrán llegado a su fin las cuentas pendientes. Este acuerdo fue presentado al juez y cuenta con un auto de homologación que sirve como garantía. Ninguna de las partes puede recular. No hay marcha atrás.

Cabe recordar que, el 18 de septiembre de 2009, Villarroel firmó ante notario su renuncia a la opción de recompra que poseía sobre el 74 por ciento del capital social del Levante. Un trámite que facilitó que la mayoría accionarial pasara a la autocartera del club antes de recalar en la Fundación Cent Anys. A cambio, la entidad granota se comprometió a compensar al expresidente con 1,2 millones de euros, aunque este pago quedaba supeditado a la recalificación de los terrenos del estadio Ciutat de València.

Entonces, cuando Villarroel tomó medidas legales en marzo de 2018, el Levante rechazó la demanda aduciendo que la recalificación no ha llegado a consumarse. Se trata de un proceso urbanístico que se tramitó y prosperó, aunque sin ejecutarse. Y es que el club no ha necesitado vender los terrenos para cumplir el convenio de acreedores. Durante los últimos meses, las negociaciones se han intensificado para llegar a un pacto que pone punto final.