https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

EL LEVANTE NECESITA DAR OTRO ESTIRÓN

Banini conduce el balón durante el partido de ayer contra el Barcelona. / levante ud
Banini conduce el balón durante el partido de ayer contra el Barcelona. / levante ud

Las granotas compiten aunque el Barcelona gana con justicia | Las valencianas justifican la apuesta del club por el fútbol femenino pero el equipo evidencia que aún debe crecer para estar al nivel de los dos grandes

MOISÉS RODRÍGUEZ BUÑOL.

El Levante elevó su apuesta por el fútbol femenino para vivir partidos como el de ayer. Está claro que el desenlace, el resultado, no es el deseado, pero no hay otra que seguir creciendo. El equipo de Kino García es como un o una adolescente: está en desarrollo, apunta ya hacia una identidad, pero aún ha de madurar. Está claro que hay mimbres para competir ante cualquiera, pero falta ese estirón necesario para hacerse un hueco perenne entre los dos más grandes de la Liga Iberdrola, el Barcelona y el Atlético.

Las granotas compitieron y derrocharon ilusión y fe hasta el final. El encuentro de ayer en la ciudad deportiva fue otra fiesta del fútbol femenino. Pero el Barcelona se impuso con justicia tras ofrecer ese plus necesario para llevarse los tres puntos. «Sabíamos que nos enfrentábamos a uno de los equipos más complicados de la liga. Hemos sacado adelante el partido, que es lo que importa», afirmó Lluís Cortés, el técnico culé que se estrenaba ayer en el cargo.

El Barcelona hizo un partido serio, en el que salió a apretar desde el inicio. El Levante funcionó como un motor diésel en ambas partes, yendo de menos a más. «El gol ha llegado en una acción aislada, quizás cuando ya nos estábamos asentando», lamentó Kino García, entrenador granota: «Ha sido un centro lateral. Sabemos que ellas generan mucho peligro en ese tipo de jugadas y lo habíamos trabajado». Las palabras del técnico no deben sonar a reproche. Por si acaso, lo matizó: «Se ha generado un rebote y lo habían aprovechado». El rechace fue de Paraluta en el enésimo paradón de la portera rumana.

La guardameta estuvo sobresaliente. La mejor sin duda en el Levante. Segura por arriba, decisiva en el mano a mano y afortunada en todas las acciones menos el gol. El Barcelona, de hecho, se estrelló entres ocasiones contra el poste, además de las oportunidades que frustró la propia Paraluta.

Hay portera para rato. Pero es que, a decir verdad, en el Levante hay equipo. Que el Barcelona generase ocasiones y ganase con justicia no debe restar mérito a la actuación de las valencianas. Serias en defensa a pesar de la ausencia de Ruth García, dieron sensación de poder crear peligro a la portería de la exgranota Sandra Paños hasta el final.

Charlyn y Soni no paran de presionar la salida de balón de las rivales y saben moverse dentro del área. Al final, ya con 0-1, la mexicana tuvo el empate al ganar la espalda a las zagueras finales, pero con el balón controlado y de espaldas al marco no eligió bien. Por banda, Banini, Silva y Eva Navarro -la calidad de las primeras motiva que la perla del fútbol español tenga que esperar en el banquillo- dan velocidad al ataque por las bandas. Y Zornoza es la jefa del centro del campo, incluso en encuentros complicados como el de ayer donde la culé Hamraoui dio un recital en la medular.

Mimbres hay, en definitiva, como se demostró, no sólo ayer sino en todos los partidos de máxima exigencia disputados hasta ahora: Barcelona (0-0 a domicilio y este 0-1), Atlético (derrota 2-0) y el extra de presión ante el Valencia (0-0) por tratarse de un derbi. En todos ellos faltó el plus del gol, pero el equipo compitió hasta el final.

«Queda toda la segunda vuelta. Está claro que Atlético y Barça fallan poco, pero vamos a seguir compitiendo con ilusión. Tenemos una distancia con las cuartas, así que vamos a mirar hacia arriba», fue el discurso positivo de Kino García.

Lo que está claro es que el equipo ha contagiado a un sector de la afición. El miniestadi de Buñol se llenó. «Estamos contentas de enganchar a la gente y agradecemos que dediquen tiempo en venir a apoyarnos a la ciudad deportiva o al Ciutat», señaló Charlyn. La mexicana, como la mayoría de jugadoras, saludó a aficionados y agradeció el apoyo tras el partido. El fútbol femenino está en pleno crecimiento en el Levante. Le falta un pequeño estirón para aspirar a todo.