https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El Levante espera rematar su nueva ciudad deportiva este mes

Los jugadores del Levante se entrenan ayer en la ciudad deportiva de Buñol. / jorge ramírez/levante ud
Los jugadores del Levante se entrenan ayer en la ciudad deportiva de Buñol. / jorge ramírez/levante ud

El club, que pagará unos 180.000 euros al año por la cesión de los terrenos de Nazaret, ultima las conversaciones con las instituciones públicas

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

El proyecto de la nueva ciudad deportiva del Levante ya cuenta los días para ver la luz. Su lanzamiento oficial está a punto de producirse. Con el pacto zanjado desde hace varias semanas, el club azulgrana ultima las conversaciones con las instituciones públicas antes de dar formalidad a uno de los grandes anhelos del consejo de administración. Las previsiones son que, antes de que finalice este mes, quedarán resueltos los flecos y se pondrá en marcha las gestiones enfocadas a la construcción. La futura factoría de Nazaret prepara su paso definitivo.

Quico Catalán, presidente del Levante desde 2009, ha insistido en que su actual mandato, que concluye a finales del próximo año, será el último para él. Sostiene que no se presentará a una posible reelección. Entiende que, con una década al frente de la entidad, el mejor camino pasa por cambiar las caras. Quedan 20 meses para ese trance. Mientras tanto, el dirigente trabaja a fondo en los desafíos que quiere alcanzar o encarrilar antes de marcharse: la ciudad deportiva de Nazaret y la remodelación del estadio.

Los dos retos están en marcha. Ayer, durante un corrillo, Quico Catalán manifestó su optimismo sobre las instalaciones de Nazaret. Afirmó que el objetivo consiste en rematar las conversaciones con las instituciones públicas antes de que concluya el mes. El presidente del Levante, quien arrancó las negociaciones con Puerto del Estado y el Ayuntamiento de Valencia hace años, permanece a la espera de unos trámites burocráticos para poder otorgar oficialidad al proyecto.

Hay entendimiento con Puertos del Estado desde hace semanas. De esta forma, el Levante desembolsará entre 170.000 y 180.000 euros al año en concepto de canon por la cesión de los terrenos. El club azulgrana ha hecho presión durante varios meses con tal de abaratar el precio y, finalmente, ha logrado una rebaja. Cabe recordar que el organismo, dependiente del Ministerio de Fomento, comenzó exigiendo 240.000.

Puertos del Estado cederá la superficie de Nazaret, de 85.000 metros cuadrados, durante 35 años, aunque se incluirá una cláusula que permitirá prolongar el acuerdo otros 15. Esta iniciativa está encuadrada en un plan del Ayuntamiento para revitalizar el barrio.

El Levante podrá cumplir su propósito de trasladar la ciudad deportiva a Valencia. Además, los barrios marítimos están vinculados históricamente a la entidad azulgrana. Las actuales instalaciones, situadas en Buñol, cuentan con el inconveniente de la distancia.

Tras finiquitar las conversaciones a lo largo de este mes, el Levante iniciará las gestiones pertinentes de cara a la construcción del recinto. Los dirigentes asumen que, por cuestiones administrativas, las obras no podrán arrancar hasta 2019, pero está previsto que queden terminadas a lo largo del mismo año. Los trabajos costarán unos 12 millones de euros.

El club ha encargado al arquitecto Alejandro Escribano los estudios previos de la nueva ciudad deportiva. Las instalaciones, en las que también se entrenarán y jugarán los partidos el filial y el conjunto femenino, contempla la construcción de un pabellón con capacidad para entre 3.000 y 4.000 espectadores.

La equipo de fútbol sala, el Levante FS, debe abandonar la pista del Cabanyal porque no cumple con la normativa de la LNFS. La entidad se planteó la opción del antiguo Marcol, pero finalmente construirá su propio pabellón en Nazaret.

Más

Fotos

Vídeos