https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Un Levante de doble cara

Erick Cabaco golpea el balón durante el partido entre el Levante y el Girona. / jesús signes
Erick Cabaco golpea el balón durante el partido entre el Levante y el Girona. / jesús signes

Los azulgrana, que han encajado 34 tantos en 18 jornadas, sólo han conseguido dejar su portería a cero en cuatro ocasiones El equipo alcanza la cifra más alta de goles a favor y en contra de su historia en Primera

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

El Levante vive instalado en los extremos. Es un equipo visceral, que apasiona. Su fútbol no deja indiferente a nadie, ya que ofrece partido atractivos, intensos y cargados de goles. Tanto a favor como en contra. Precisamente, el conjunto azulgrana ha alcanzado la cifra más alta de tantos marcados y encajados de su historia en Primera División. Nunca había logrado 30 dianas ni había sufrido 34 con 18 jornadas de Liga disputadas. Son las dos caras de un equipo que hace de la valentía su filosofía de juego.

La actual plantilla del Levante cuenta con una clara vocación ofensiva. Tiene más potencial en ataque que en defensa, por lo que Paco López, amante del fútbol alegre, trata de explotar sus recursos. El técnico de Silla apuesta por planteamientos atrevidos, sin complejos. De ahí las abultadas cifras de goles. El conjunto azulgrana, décimo en la clasificación, no se pone límites esta temporada, ya que se encuentra más cerca de los puestos de Europa League que de la zona de descenso.

El Levante se alza como el segundo equipo más goleado de la Liga, sólo por detrás del colista, un Huesca que ha recogido el balón de la red 35 veces. Y es que los de Paco López asumen riesgos y nunca renuncian al ataque. Esta circunstancia, unida a ciertas lagunas defensivas, explican que sólo hayan dejado su portería a cero en cuatro ocasiones este curso. Lo lograron contra el Betis, el Getafe, el Leganés y el Athletic.

Los granotas rompen con sus antecedentes al estar fuera de descenso con más de 30 dianas recibidas

El pasado viernes, ante el Girona, el Levante estuvo bien plantado en defensa, aunque un descuido facilitó el gol de Portu. El equipo no ha conseguido la solidez deseada, por lo que se plantea fichar un central durante el mercado de invierno. El uruguayo Mauricio Lemos, propiedad de Las Palmas y cedido en el Sassuolo, es uno de los nombres que hay sobre la mesa. Con tal de ganar poderío en el área propia, el entrenador optó a finales de septiembre por cambiar el sistema e implantar un 3-5-2. Precisamente, el líder de la zaga, Sergio Postigo, se perderá el partido del domingo ante el Atlético de Madrid por sanción.

Pese a las 34 dianas encajadas, los azulgrana se encuentran en un situación muy cómodo en la tabla. Han roto con sus antecedentes. Y es que, en el presente siglo, el Levante siempre había ocupado puestos de descenso cuando había superado los 30 goles en contra en la jornada 18. En la 2015-16, con 31 encajados a estas alturas, el equipo iba colista. Al igual que en la 2007-08, en la que llevaba 33. En la 2014-15, también con 33, marchaba decimoctavo.

Esta es la decimotercera temporada del Levante en Primera División. Y sólo una vez ha sumado más goles a favor que en contra en la jornada 18. Fue en el curso 2011-12, que terminó con el equipo clasificado para Europa League. Los actuales números granotas guardan un especial parecido con los de la campaña 1964-65, cuando había marcado 29 tantos y había encajado 32.

 

Fotos

Vídeos