https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El Levante UD se crece ante los grandes

Ivi, Kondogbia y Parejo, durante el derbi de la primera vuelta. / jesús signes
Ivi, Kondogbia y Parejo, durante el derbi de la primera vuelta. / jesús signes

El conjunto granota, que ya ha puntuado contra el Valencia, el Madrid, el Villarreal y el Sevilla, encara el derbi con ilusiones renovadas Los azulgranas han sumado el 40% de sus puntos frente a los siete primeros de la tabla

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

El Levante se siente cómodo ante los grandes retos. Cuando salta al césped despojándose de la presión, su rendimiento se multiplica, tal y como ha quedado demostrado durante los últimos meses. Los números son incontestables. El conjunto azulgrana ha sumado buena parte de sus puntos contra los primeros clasificados, mientras que ha flaqueado a la hora de medirse a sus rivales más directos. Una circunstancia que alimenta la esperanza de los granotas de cara al derbi del domingo, sobre todo después del excitante empate logrado frente al Real Madrid.

En las últimas 17 jornadas, el Levante sólo ha sido capaz de conseguir una victoria, aunque la imagen ofrecida ante los de Zidane y la irrupción de Giampaolo Pazzini han devuelto la ilusión a los granotas. El equipo no ha pisado la zona de descenso en toda la temporada, pero el margen de error se va agotando, ya que sólo conserva tres puntos de ventaja sobre el decimoctavo.

Los de Juan Ramón López Muñiz confían en hacer historia el domingo por la noche. El Levante, que nunca ha ganado en Mestalla en un encuentro de la máxima categoría, ya ha dado alguna campanada a lo largo de este curso. De ahí que el 40 por ciento de sus puntos hayan sido sumados en los partidos ante los siete primeros de la actual tabla.

Ocho de los 20 puntos que aparecen en su casillero han sido cosechados ante los equipos que dominan la clasificación. El Levante empató contra el Madrid tanto en la primera como en la segunda vuelta, se impuso al Villarreal en Orriols, sumó un punto en el derbi disputado en septiembre y firmó las tablas en el Pizjuán y en Ipurua. El Eibar, con Mendilibar en el banquillo, se ha vuelto a colar entre los de arriba. Los granotas, en cambio, no obtuvieron ningún premio frente al Atlético y el Barcelona.

Sin embargo, a la hora de medir sus fuerzas con los rivales más directos en la lucha por la permanencia, los registros del cuadro azulgrana no son halagüeños. Los resultados logrados frente a los cuatro equipos que le acompañan en la cola de la clasificación no están colmando las expectativas. Perdió ante el Alavés en el Ciutat, empató contra el Dépor tanto en Orriols como en Riazor, no pasó del 0-0 en Málaga y se llevó la victoria en el campo de Las Palmas. El Levante ha acusado sus problemas de gol y confía en la aportación de los tres atacantes llegados sobre la bocina en el mercado invernal: Pazzini, Sadiku y Rochina.

Ivi, entre algodones

Hay futbolista que han dado un paso adelante, como Ivi. El extremo madrileño, quien se ha hecho un hueco en el once inicial y ya se alza como el máximo goleador del equipo junto a Morales y Bardhi, arrastra molestias. Tanto ayer como el miércoles, se retiró en el tramo final del entrenamiento por una sobrecarga tras el esfuerzo de las últimas jornadas. En cualquier caso, todo apunta a que estará listo para el derbi.

Además, cumpliendo con la tradición, el sábado se reunirán Muñiz y Marcelino García Toral para analizar el derbi. El técnico del Levante y el del Valencia guardan una estrecha relación, ya que comparten un pasado en el Sporting de Gijón.

Más

Fotos

Vídeos