https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El Levante, cerca de vender a Prcic

Oier Olazábal, durante un entrenamiento. / adolfo benetó/levante ud
Oier Olazábal, durante un entrenamiento. / adolfo benetó/levante ud

El Estrasburgo se lanza a por el bosnio al traspasar a Jonas Martin por 3,5 millonesEl apretado fair play impide el intercambio de Oier y Bono, que pone rumbo al Sevilla, mientras que Manzanara se va cedido a la Ponferradina

ALBERTO MARTÍNEZVALENCIA.

A falta de sólo unas horas para el cierre del mercado estival, se ha desbloqueado la salida de Sanjin Prcic. Y en unas condiciones satisfactorias para el Levante. Los acontecimientos se precipitaron ayer después de que el Estrasburgo alcanzara un acuerdo para vender a Jonas Martin. El conjunto francés necesita encontrar un sustituto para el centrocampista y se ha lanzado a por el bosnio, al que conoce perfectamente. Las conversaciones van por buen camino, por lo que la entidad de Orriols está cerca de traspasar a un futbolista descartado por Paco López desde el inicio de la pretemporada.

El Estrasburgo y el Stade Rennais llegaron ayer a un entendimiento para el traspaso de Jonas Martin por 3,5 millones de euros. Una situación que ha abierto a Prcic las puertas de un equipo en el que militó en calidad de préstamo durante la segunda parte de la temporada pasada. El bosnio aprovechó la cesión para reivindicarse y conquistar la Copa de la Liga.

Uno de los retos del Levante pasaba por desprenderse de Prcic y Luna, con salarios superiores al millón de euros, para aligerar la masa salarial de la plantilla y ganar margen de maniobra. Sin embargo, la solución llega al final del mercado. El lateral zurdo cerró el pasado jueves su cesión al Rayo, mientras que el centrocampista confía en regresar a la liga francesa.

El Levante se había propuesto vender a Prcic, aunque también contemplaba la alternativa del préstamo. El Estrasburgo, que el pasado jueves se despidió de la Europa League, pretende hacerse con el balcánico en propiedad y las negociaciones están avanzadas. Si la operación se materializa, el club granota obtendrá una inyección económica por un futbolista que llegó libre hace un año.

Más allá del desenlace de esta negociación, los problemas con el fair play financiero han impedido al Levante aspirar a ciertos refuerzos en el tramo final del mercado. El club descartó la incorporación de un extremo y, además, ha renunciado al intercambio de los porteros Oier y Bono con el Girona. El arquero marroquí pone rumbo al Sevilla.

La idea consistía en fichar a Bono como cedido con opción de compra en caso de permanencia. Sin embargo, los números no cuadraban. Debido a estos obstáculos, el marroquí se ha decantado por el Sevilla y Oier continuará en Orriols al menos hasta diciembre. Por su parte, Manzanara se marcha cedido a la Ponferradina.

Roger sufre un sobrecarga

Pese a las dudas sobre el futuro de Roger, no ha llegado ninguna oferta que pueda llevar a la dirección deportiva azulgrana a plantearse su venta. Precisamente, el de Torrent se retiró ante el Valladolid por molestias musculares, pero sólo sufre una sobrecarga.